Está recién empezando. Juega en circuitos secundarios y figura 188 en el mundo. Londres, sin embargo, le dará a Verónica Cepede Royg la oportunidad de codearse con las grandes del tenis.

Si hay cuentos de hadas en los Juegos Olímpicos, la paraguaya está protagonizando uno, como relató en su cuenta de Twitter al describir emocionada el poder entrenar en las canchas de Wimbledon con Roger Federer, Maria Sharapova y Victoria Azarenka a la vista.

"Estar acá con las mejores del mundo es diferente y ahora puedo puedo concretar ese sueño y jugar contra ellas", dijo Cepede a The Associated Press. "Creo que mi tenis va crecer con esto".

Cepede, de 20 años, participa en el tenis olímpico por obra y gracia de una de los dos invitaciones especiales hechas por la Comisión Tripartita conformada por representantes de la Federación Internacional de Tenis, el Comité Olímpico Internacional y los Comités Olímpicos Nacionales. La otra fue para Stephanie Vogt, de Liechtenstein.

"La verdad es que yo me sorprendí que me dieran la invitación", contó. "Pero yo hice todos los procesos con la ITF (las siglas en inglés de la federación internacional). Eso sumó, además de los resultados que tuve durante el año pasado y este".

Wimbledon marca el primer gran torneo en la carrera profesional de Cepede, luego de su paso en torneos de juniors, incluyendo los Juegos Olímpicos juveniles de Singapur 2010.

Est temporada participó en la etapa de clasificación del Abierto de Francia, quedándose a una victoria de ingresar al cuadro principal. También fue eliminada en la primera ronda de la 'qualy' de Wimbledon.

Surgida de le pequeña academia Las Tacuaras en Asunción, Cepede comenzó la práctica del tenis cuando tenía cinco años. Abrirse paso como profesional no es un paseo, particularmente financiarse los viajes.

"Lo más difícil es que el tenis un deporte muy caro. Se necesita mucho apoyo para seguir avanzando en esto. Por suerte, tengo el apoyo de mis padres y dos 'sponsors'. Ahora estoy cerca de 180 y tengo más posibilidades de conseguir 'sponsors'''.

Ahora está al umbral de su debut olímpico.

"Es una oportunidad enorme, emocionante, que me están dando en mi corta carrera", señaló. "Tengo que aprovechar esta oportunidad al máximo. Esto me va a dar un plus para seguir avanzando".

El jueves se enterará del nombre de su rival en la primera ronda del torneo que se pondrá en marcha el sábado en el All England Club.

Es muy posible que le toque una rival de primera jerarquía.

¿Qué tal un cruce con Sharapova o Serena Williams?

"Como siempre digo: 'que me toqué la peor de las mejores'. Será difícil porque ellas tienen la consistencia, la cabeza para estar acá. Yo estoy empezando y tratando de agarrar eso que es lo más importante en el tenis", indicó

"Que me toque la que sea. Sorteo es sorteo y no se puede hacer nada contra eso", añadió. "Si me toca Sharapova, vamos a pelear contra Sharapova. Si no es una no tan buena como ella, también vamos a pelear. Esto es deporte y puede pasar una sorpresa. Capaz un día malo lo tiene ella o capaz yo tenga un muy buen día".