Venezuela enviará un mensaje "muy lamentable" sobre su compromiso con los derechos humanos y la democracia si cumple su amenaza de abandonar la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), según sostuvo hoy el Gobierno de EE.UU.

"Desde nuestra perspectiva, Venezuela estaría enviando un mensaje muy lamentable sobre su compromiso con los derechos humanos y la democracia, en particular a sus vecinos, si es que se aleja de la Corte Interamericana de Derechos Humanos", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su rueda de prensa diaria.

La CorteIDH "es un órgano muy respetado, independiente y autónomo" de la Organización de Estados Americanos (OEA), subrayó Nuland.

A juicio de la portavoz, la eventual salida de Venezuela de esa corte perjudicará sobre todo a aquellos que dentro de ese país "luchan por sus derechos democráticos".

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, acusó este martes a la CorteIDH de apoyar el terrorismo por emitir un fallo a favor de Raúl Díaz y anunció que su país se va a retirar de ese organismo "por dignidad".

"Venezuela se retira de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por dignidad y la acusamos ante el mundo de ser indigna de llevar ese nombre de derechos humanos apoyando al terrorismo", dijo Chávez durante el acto de celebración del Día de la Armada Nacional transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión.

El presidente ya anunció a finales de abril que Venezuela se retirará de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos" (CIDH), previa consulta al Consejo de Estado venezolano, por considerarlo un organismo parcial en contra de su país.

Chávez mencionó el caso de Raúl Díaz, quien fue acusado por la Justicia venezolana de poner bombas en la embajada de España y el consulado de Colombia en Caracas en 2003, y condenado a nueve años de prisión.

El mandatario cuestionó que la CorteIDH emitiera un fallo contra el Estado venezolano y a favor de Díaz el pasado viernes por supuesta "violación del derecho a la integridad física" y "tratos inhumanos" durante la detención del acusado.

"Hace apenas unos días ha vuelto la inefable llamada Corte Interamericana de Derechos Humanos a atropellar a Venezuela, a atropellar el derecho internacional y a ofender la dignidad de todo un pueblo, el venezolano", señaló Chávez al reiterar que su país no tiene "más camino" que salir del órgano internacional.