Cuba celebrará mañana el 59 aniversario del fallido asalto al cuartel de Moncada, considerado el inicio de la revolución y fecha del "Día de la Rebeldía Nacional", con un acto en la provincia de Guantánamo, la más oriental del país.

Conocido por los cubanos simplemente como "el 26 de julio", el festejo por el "Día de la Rebeldía Nacional" tendrá lugar 48 horas después del pleno de la Asamblea cubana, donde el general Raúl Castro se pronunció una vez más sobre la marcha del proceso de reformas que impulsa su Gobierno para "actualizar" el socialismo.

Este año el acto central (cada provincia organiza actividades locales por la efeméride) se realizará a las 12.00 GMT del jueves en la Plaza de la Revolución de Guantánamo (extremo este de la isla), donde como es habitual se prevé una masiva asistencia.

Aunque no se ha confirmado oficialmente, se espera la presencia en Guantánamo de presidente Raúl Castro, quien en los dos últimos años ha encabezado la conmemoración sin pronunciar discursos, cediendo esa responsabilidad al vicepresidente primero, José Ramón Machado Ventura.

La perspectiva de que Castro tampoco hable este año en Guantánamo y el fin del sistema de "emulación socialista" de las provincias para ganar la sede de ese acto, han rebajado en 2012 el perfil político de la que es una de las fechas más significativas de la revolución cubana.

Hasta ahora, la sede del acto era concedida por el gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único) como reconocimiento y honor a los méritos económicos y sociales alcanzados por una provincia en el último año, en lo que se consideraba una "fraternal emulación socialista".

En junio pasado, el PCC anunció el fin de ese sistema debido a "las diferentes características económico-sociales" de las provincias cubanas y decidió conceder la sede central del acto de forma rotativa, empezando este año por Guantánamo, a unos 1.030 kilómetros al este de La Habana.

Por tradición, el "Día de la Rebeldía Nacional" era asimismo una importante tribuna donde los líderes cubanos realizaban discursos y anuncios al pueblo, una costumbre iniciada por el expresidente Fidel Castro y que su hermano y sucesor Raúl Castro mantuvo tras asumir el poder en 2006 y hasta el acto realizado en 2009.

Poco dado a las intervenciones públicas y a los largos discursos -a diferencia de su hermano Fidel-, Raúl Castro ha concentrado ahora sus pronunciamientos públicos al marco de la Asamblea Nacional.

Tras la enfermedad que obligó a su hermano mayor a retirarse del poder en 2006, el general Castro (81 años) asumió las riendas de la isla primero de forma provisional y luego fue elegido definitivamente por la Asamblea en 2008.

En abril de 2011 fue designado primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC, único) en el VI Congreso de la organización, donde quedó aprobado el plan de ajustes económicos para "actualizar" el modelo socialista, el proyecto que ha marcado su mandato.

El "Día de la Rebeldía Nacional" conmemora el fallido asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes liderado por Fidel Castro el 26 de julio de 1953, en la que fue su primera acción armada contra el dictador Fulgencio Batista.

Aquella acción, en la que también participó Raúl Castro, es una de las fechas claves del calendario cubano porque marcó el inicio de la revolución que al final triunfaría en enero de 1959.