Los cultivos de la hoja de coca en Colombia aumentaron 3% en el 2011 con respecto al año anterior y se ubicaron en 64.000 hectáreas, debido principalmente a que se concentraron en zonas de frontera con Ecuador y en resguardos indígenas que no pueden fumigarse por normas internas, se informó el miércoles.

Los cultivos de coca, materia prima de la cocaína, eran de 62.000 hectáreas en el 2010.

El informe sobre la extensión de cultivos de coca fue presentado en una conferencia de prensa conjunta de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa y miembros de la dirección antinarcóticos colombiana.

Los datos sobre los cultivos en países como Perú y Bolivia aún no se han revelado, pero por el informe conocido en la jornada Colombia sigue siendo el primer país del mundo en cultivos de coca. En el 2010, Perú alcanzó las 61.200 hectáreas de coca, según la UNODC.

Los resultados de Perú y Bolivia se esperan para fines de agosto, dijo Aldo Lale-Demoz, representante en Colombia de la UNODC.

De acuerdo con los datos, producto de un monitoreo por satélite, los cultivos de coca están ubicados en 23 de los 32 departamentos de Colombia.

Y los primeros tres departamentos con mayores cultivos fueron Nariño, Putumayo, ambos al suroeste del país en la frontera con Ecuador; y Guaviare, al sur.

"Somos conscientes que aún hay permanencia de cultivos...zonas donde se muestran aumentos", dijo el general Luis Alberto Pérez, comandante de la policía antinarcóticos.

La ministra de Justicia dijo que el gobierno es consciente de que aunque "ese 3% no representa un incremento significativo...por supuesto (merece) una revisión de estrategias".

Esas nuevas estrategias, que no reveló, serán anunciadas el próximo viernes por el Ministerio de Defensa.

Aunque según la UNODC el margen de ganancias para los cultivadores colombianos de coca es actualmente en promedio de 1,8 dólares al día por persona, por debajo de los márgenes de hace alguno años, las alternativas de cultivos legales no ofrecen mayores atractivos por lo cual muchos deciden permanecer con sus sembradíos de coca.

"Los incentivos (económicos) para producir coca están bajando fuertemente", dijo Leonardo Correa, coordinador del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) de la UNODC. "No es un buen negocio ya producir coca, pero los incentivos para la producción lícita no están funcionando bien", agregó Correa al destacar que para el cambio de cultivos el campesino debe tener, por ejemplo, vías de acceso y mercados asegurados.

En Colombia, con unos 46 millones de habitantes, hay al menos 234.000 cultivadores de coca, dijo la ministra Correa.

Nariño es el primer departamento cultivador del país con 17.231 hectáreas, un 8% más que en el 2010, cuando tenía 15.951 hectáreas, ocupando igualmente la primera casilla en sembradíos de coca.

En segundo lugar se ubicó Putumayo, que del 2010 al 2011 experimentó el mayor repunte en cultivos: pasó de 4.785 hectáreas en 2010 a 9.951 hectáreas el año pasado, es decir 108% más, según el censo de la UNODC.

Colombia suspendió a inicios del 2007 las fumigaciones aéreas en esa región fronteriza con Ecuador y donde utilizaba un compuesto químico en base al glifosato que de acuerdo con denuncias de los pobladores ecuatorianos causaba daños a su salud, la muerte de animales domésticos y destruía sus cultivos, así como fuentes de agua. Ante los reclamos del vecino país, las fumigaciones fueron suspendidas.

En los resguardos, por leyes colombianas, las autoridades deben hacer primero una consulta pública con las comunidades ante de cualquier erradicación, en un proceso de consultas que puede demorar o incluso ser negado, recordó el director antinarcóticos al mencionar las dificultades de la erradicación y cómo los narcos se desplazan de zonas dependiendo de la conveniencia.

El tercer departamento colombiano con mayores cultivos en el 2011 fue Guaviare, ubicado al sur del país, con 6.839 hectáreas en el 2011, un 20% por encima de las 5.701 hectáreas del 2010.

Aunque ocupó el quinto lugar en cantidad de cultivos a nivel nacional, las autoridades destacaron el fuerte repunte de 85% que experimentó el departamento de Norte de Santander, en el noreste del país: pasó de 1.889 hectáreas en el 2010 a 3.490 el año pasado. La UNODC dijo en su informe que la región ha presentado alzas y bajas desde el 2006 principalmente por la salida y entrada de cultivadores a la región de Catatumbo.

A pesar del aumento en los cultivos, el potencial de producción del país se redujo ligeramente del 2010 al 2011 debido a que ha bajado la calidad de la hoja de coca y produce menos, según Correa del Simci y el general Pérez. El potencial de producción fue el año pasado calculado en 345 toneladas métricas, un 1,4% menos que el año anterior.