Los precios de las acciones bajaron el martes en la Bolsa de Valores de Nueva York por tercer día consecutivo, ante decepcionantes reportes de ganancias de empresas estadounidenses, una reducción en la actividad fabril del país y temores de que la crisis financiera de Europa se salga de control.

El índice industrial Dow Jones perdió 104,14 puntos para ubicarse en 12.617,32, mientras que el Standard & Poor's 500 perdió 12,21 puntos para quedar en 1.338,31 y el tecnológico Nasdaq retrocedió 27,16 unidades para quedar en 2.862,99. Fue la tercera pérdida consecutiva de tres dígitos que reportó el Dow Jones. La última vez que esto sucedió fue en septiembre, cuando cundió el temor por una posible nueva recesión en Estados Unidos.

Tres acciones cayeron por cada una que subió en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones se ubicó en 3.800 millones de títulos.

Mientras los precios de las acciones caían, los inversionistas se volcaron por los bonos del Tesoro estadounidense, relativamente más seguros. El martes, el rendimiento de los bonos a 10 años bajó a 1,40%, igualando el récord que alcanzó el lunes.

Los inversionistas también han estado vendiendo el euro, el cual bajó a 1,20 el martes, su nivel más bajo en dos años frente al dólar.

"Pensamos que no hemos visto lo peor", dijo Carl Yingst, analista en jefe del banco de inversión Joseph Gunner.

Las acciones bajaron desde el inicio de las operaciones tras las noticias de que UPS redujo 4% sus expectativas de ganancias para todo 2012. La empresa de mensajería prevé que el comercio global se desacelerará aún más en el año. Las acciones de UPS perdieron 5% (3,61 dólares) y cerraron en 74,34 dólares.

También influyó en las acciones los costos de financiamiento de España porque los inversionistas están preocupados de que el país pueda volverse el siguiente en solicitar un rescate financiero internacional.

El rendimiento de los bonos de España a 10 años subió 0,10 puntos porcentuales a 7,53%. Los inversionistas también se deshicieron de los certificados italianos y el rendimiento del bono a 10 años subió 0,32 puntos porcentuales a 6,54%.

En las bolsas de Asia, el índice japonés Nikkei 225 perdió 0,2%, el surcoreano Kospi ganó 0,3%, el Hang Seng de Hong Kong bajó 0,8%, el australiano S&P/ASX 200 ganó 0,1% y la bolsa de Shanghai subió 0,2%.

En Europa, el índice británico FTSE 100 perdió 0,6%, el alemán DAX bajó 0,5%, el CAC-40 francés bajó 0,9% y el IBEX 35 de España fue el peor de todos al desplomarse 3,6%.

Por otra parte, las acciones de DuPont bajaron 2% (97 centavos) y cerraron en 47,74 porque la empresa reportó un descenso de 3% en sus ingresos netos del segundo trimestre por la desaceleración en Europa y Asia.

Después de que el mercado cerró, Apple reportó ingresos menores a los esperados y eso depreció sus acciones 5% (29,76 dólares) para quedar en 571,19 dólares.

El lunes Moody's Investors Service emitió una advertencia para la calificación de crédito de Alemania porque la firma anticipa que países fuertes como éste tendrán que soportar una pesada carga porque son el puntal de países más débiles como España e Italia.

"Las cosas sólo se van a poner peor", dijo Adrian Day, presidente de Adrian Day Investment Management.

Por otra parte, las acciones de AT&T y Whirlpool cayeron porque sus ganancias quedaron por debajo de las expectativas. AT&T bajó 2% y cerraron en 34,63 dólares mientras que Whirlpool cayó 7,5% a 62,25 dólares. Cisco Systems perdió 6% después de anunciar un recorte de personal.

El petróleo de referencia subió 36 centavos y cerró en 88,50 dólares por barril mientras el Brent subió 16 centavos para quedar en 103,42 por barril en la bolsa de Londres.