El vicepresidente Angelino Garzón hizo el martes su primer pronunciamiento público desde que cayó enfermo en junio, mientras los legisladores debatían sobre la utilidad del puesto.

"Me recupero día a día", dijo Garzón en su breve misiva divulgada por la Vicepresidencia en un correo electrónico.

"Sólo me resta decirles que espero poder contribuir pronto a la construcción de la paz y al bienestar de todos los colombianos y colombianas, en la medida que el equipo médico y mi proceso de rehabilitación lo permitan", expresó.

Garzón, de 65 años, dijo que en los próximos días comenzará a pronunciarse sobre "los diversos temas de la realidad nacional por medio de las 'Cartas abiertas del Vicepresidente de la República'''.

El alto mandatario fue hospitalizado en n una clínica capitalina el 14 de junio debido a una infección urológica y mientras estaba internado sufrió un accidente cerebro vascular.

Fue dado de alta el 6 de julio y desde entonces permanece en la residencia oficial de la Vicepresidencia, en el centro de la ciudad.

Debido a las dudas sobre la total recuperación de Garzón o si podrá desempeñar su acostumbrada agenda oficial, algunos legisladores han dicho que quizá debe reconsiderarse, e incluso contemplar la eliminación de la figura del vicepresidente.

El cargo fue reinstalado por la Constitución de 1991 y es un funcionario elegido por voto popular en la misma formula que el candidato a la primera magistratura. Su principal papel es asesorar al jefe de Estado y cumplir las misiones que le delegue, tanto como suplir sus faltas temporales o absolutas.