Un hombre que afirma ser un exmilitar mantiene retenidas en su domicilio de Perpignan (sureste de Francia) a su pareja y a una vecina y amenaza con detonar explosivos, informaron hoy fuentes judiciales citadas por los medios locales.

El hombre, de 61 años de edad, asegura poseer explosivos, explicó el fiscal adjunto Bruno Albouy en declaraciones recogidas por la edición digital del periódico "L'Est Républicain".

Las autoridades judiciales francesas han requerido los servicios del Grupo de Intervención de la Policía Nacional (GIPN) de Marsella, y aunque se está intentando negociar con el hombre, según los medios, todavía se desconocen sus reivindicaciones.

El barrio, que está cerca del Palacio de Congresos y del centro de esa localidad del sureste del país, ha sido evacuado por la Policía como medida de precaución.

Este suceso llega menos de dos semanas después de que un hombre retuviera durante varias horas al padre de un alumno en una escuela de primaria de Vitry, a las afueras de París, que acabó con su detención y con la liberación del rehén.

Asimismo, se suma al que se produjo el pasado 20 de junio en Toulouse, donde un hombre que dijo pertenecer a la organización terrorista Al Qaeda secuestró en una sucursal bancaria a cuatro personas.

En esa ocasión se recurrió igualmente a los servicios del GIPN y el secuestro finalizó al cabo de pocas horas con la detención de su autor, un joven de 26 años, y la liberación de las cuatro personas afectadas, que trabajaban en ese establecimiento.