El tifón "Vicente" ha dejado más de un centenar de heridos a su paso por Hong Kong, que ha sufrido el azote de la tormenta tropical más fuerte de los últimos trece años, informaron hoy medios locales.

El observatorio meteorológico hongkonés activó el máximo nivel de alerta (10) para tifones poco después de la medianoche del lunes, cuando las ráfagas de viento llegaron a alcanzar los 120 kilómetros por hora.

En total 129 personas fueron atendidas en los hospitales públicos de la ciudad y más de la mitad acabaron hospitalizadas, según fuentes médicas.

El tifón provocó la caída de más de 600 árboles y numerosas señales, además de partes de edificios en el centro de la ciudad.

En la parte norte del territorio, próxima a la frontera con China, se registraron varias inundaciones y cerca de un centenar de personas tuvieron que pernoctar en una de las estaciones de metro al suspenderse ayer todos los servicios de transporte, según los medios locales.

La severidad de la tormenta paralizó la actividad de la ciudad durante más de doce horas y sus efectos también retrasaron hoy la apertura del mercado bursátil hongkonés.

Asimismo, 60 vuelos fueron cancelados en el aeropuerto de Hong Kong, según datos de la autoridad aeroportuaria, y 200 registraron retrasos desde ayer.

El español Jaime Briones, cuyo vuelo con destino a Dubai estaba previsto que saliera la medianoche de ayer, permaneció con el resto de los 500 pasajeros en el interior del avión durante más de siete horas, hasta que la compañía anunció que se había cancelado.

La situación en el aeropuerto era un "caos absoluto", explicó a Efe Briones, quien agregó que miles de personas permanecían a la espera de poder salir de Hong Kong.

De acuerdo al servicio meteorológico, el nivel de alerta 10 no se había activado en Hong Kong desde 1999, tras el paso del ciclón York, el más fuerte registrado hasta ahora, que causó dos muertos y más de 500 heridos.

"Vicente", procedente de Filipinas, se aleja ya de Hong Kong y avanza hacia el noreste de la costa china a unos 20 kilómetros por hora, esperando que toque tierra hoy en Shenzhen y Zhanjiang (Cantón), según el Centro Meteorológico Nacional (CMN).

Las inclemencias meteorológicas han dejado un saldo de 95 muertos en diversas zonas del país asiático en los últimos tres días, incluyendo su capital, Pekín, además de casi medio centenar de desaparecidos, según el Ministerio de Asuntos Civiles chino.

En Pekín, las lluvias de 20 horas del pasado sábado provocaron 37 muertos y tanto en la capital como en las zonas próximas a la provincia de Hebei (noreste) todavía hay equipos de rescate que trabajan para atender a los afectados y buscar a los desaparecidos.

Los diarios oficiales "Global Times" y "China Daily" denunciaron que la rápida construcción que vive la urbe china no va acompañada de la mejora del alcantarillado, de modo que, mientras un tifón no ha causado víctimas mortales en Hong Kong, las precipitaciones en Pekín, sí.