El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y el titular español de Economía, Luis de Guindos, se reúnen hoy en Berlín para analizar la crítica situación de España, bajo fuerte presión en los mercados y tras la decisión de Moody's de situar en perspectiva negativa a Alemania, Holanda y Luxemburgo.

La situación de España, tras el récord marcado ayer por la prima de riesgo, pese a la ayuda a su banca aprobada por el Eurogrupo, es el gran tema del encuentro entre los dos ministros, anunciada como reunión de trabajo y prevista para esta tarde.

En medios alemanes se insiste en que el ministro español podría solicitar su mediación ante el Banco Central Europeo (BCE), mientras el propio De Guindos insistía ayer, en Madrid, en descartar un rescate global.

A esa situación crítica se sumó ayer la notificación de la agencia de calificación -que mantuvo la triple A para la deuda soberana de los tres países pero bajó sus perspectivas de "estables" a "negativas"-, a lo que Berlín respondió inmediatamente que Moody's no tiene en cuenta la solidez económica germana.

La calificación prioriza los "riesgos a corto plazo" e ignora en cambio "las perspectivas a largo plazo de estabilización", afirmaron fuentes del ministerio de Finanzas, minutos después de conocerse la decisión de Moody's, tras el cierre de Wall Street.

Con su rápida reacción, Berlín salía al paso al posible efecto de esa decisión sobre la solvencia de su deuda que, como la de Holanda y Luxemburgo, defienden la máxima nota en el baremo de las agencias.

Finanzas hizo hincapié en que "las perspectivas para Alemania son sólidas" y en que "la confianza de los mercados internacionales" en el país "es alta", como muestra el bajo nivel que paga para recapitalizarse, mientras Moody's apuntaba a la "vinculación" de su sistema bancario con el de los países con problemas de la zona euro.

La aprobación del Eurogrupo de la ayuda a la banca española no ha rebajado la presión en los mercados, aunque De Guindos descartó ayer contundentemente que España deba recurrir al rescate global.

Fuentes del gobierno de Berlín descartaron ayer mismo que en la reunión vaya a abordarse una eventual ayuda financiera a las Autonomías españolas.

En la cita se tratarán "temas bilaterales", apuntaron fuentes alemanas, ya que las inyecciones financieras a las regiones en apuros es "asunto interno" español.

Desde Madrid, De Guindos negó que vaya a abordar con Schäuble la compra de deuda por parte del BCE.

"En absoluto", dijo el ministro, quien afirmó que la reunión estaba prevista ya antes de que se incrementaran las incertidumbres y la volatilidad de los mercados.

El BCE ha rechazado hasta ahora una operación de compra de deuda, con el argumento de que el cometido del banco es combatir la inflación y no "resolver los problemas financieros de los estados".

Desde el mismo gobierno alemán se ha insistido asimismo en la independencia del BCE y el mismo domingo el ministro de Economía, Philipp Rösler ratificaba que este precepto "no se toca".