Londres ha recibido a los atletas para los Juegos Olímpicos con un sol radiante y un clima caluroso, una situación que tiene contentos a los anfitriones ingleses.

Sin embargo, el calor comienza a molestar a algunos de los inquilinos de las villa olímpica a tres días del inicio de los Juegos Olímpicos.

"Los apartamentos de la villa no tienen aire acondicionado y por lo menos en estos primeros días que hemos estado aquí ha hecho mucho calor", comentó el martes a la AP Edwin Rodríguez, presidente de la Federación Dominicana de Gimnasia.

El martes ha sido el día más caliente del año en Gran Bretaña. La temperatura alcanzó los 29 grados Centígrado (85 Fahrenheit) en el sureste del país, cerca del aeropuerto Gatwick, a las afueras de Londres. Luego de un pronóstico inicial con posibilidades de lluvia para la ceremonia inaugural del viernes, los meteorólogos dicen que se espera un día caliente y soleado.

Pero las altas temperaturas no son el único problema que las delegaciones enfrentan en la villa. Algunos atletas se quejaron porque los baños son compartidos y algunos creen que insuficientes.

"Hay un baño en cada piso y eso equivale a uno para unas ocho personas. No encuentro que eso sea suficiente para unos Juegos Olímpicos sino que lo hace lucir mal", señaló la mexicana Berta Rodríguez, una tenimesista que se encuentra en sus cuartos Juegos.

Pero los atletas comienzan a disfrutar del ambiente y a identificar sus edificios como propios. Justo en la entrada de prensa de la villa hay dos edificios latinos: Argentina y Cuba.

El primero presenta decenas de banderas albiceleste y un gigantesco letrero alusivo a las Leonas, la selección de hockey sobre césped, que cuenta con tres medallas olímpicas en su historial. También engalanan los balcones algunas prendas que aparentemente fueron lavadas y puestas a secar.

En el edificio cubano, una enorme bandera de unos 25 metros se destaca junto a varios afiches del vallista Dayron Robles, la especialista en lanzamiento de disco Yarelys Barrios y el ganador de medalla de oro en lucha grecorromana en Beijing, Mijaín López, con la leyenda "Vamos por más".

Pero no todo son críticas, como destaca la nadadora mexicana Rita Medrano, quien se encuentra en sus primeros Juegos Olímpicos.

"La villa es increíble, de primera clase. La seguridad y todo está muy bien, realmente", agregó Medrano.