La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Colombia ordenó hoy la detención de la senadora oficialista Dilian Francisca Toro, expresidenta del Congreso procesada por lavado de activos con la adquisición de bienes inmuebles de narcotraficantes, informaron fuentes del alto tribunal en Bogotá.

Toro encabezó el Legislativo de 2006 a 2007 y su caso es el sexto de un presidente del Parlamento que es detenido en los últimos cinco años, dentro de investigaciones penales abiertas por la CSJ.

"Confío en la justicia, tenemos total tranquilidad, pues todo lo hemos hecho según las leyes colombianas", expresó la senadora en un mensaje por su cuenta en Twitter.

Un portavoz judicial precisó a la prensa en Bogotá que la orden sobre la legisladora la emitió la Sala Penal de la CSJ, que el pasado 5 de julio anunció que la había vinculado con una investigación por lavado de dinero.

La medida judicial fue adoptada quince días después de que la parlamentaria compareciera ante el alto tribunal para ser escuchada en indagatoria.

La parlamentaria es investigada por la compra de bienes inmuebles de propiedad de narcotraficantes confesos, mediante una sociedad familiar.

Según el proceso, la senadora pudo incurrir en lavado de dinero al realizar transacciones con antiguos líderes del desaparecido cartel de la cocaína de Cali (suroeste), entre ellos Víctor Patiño Fómeque.

El narcotraficante fue extraditado en 2002 a Estados Unidos, país que lo deportó hace dos años.

Toro pertenece al Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U), creado para promover la reelección en 2006 del ahora expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) y que sigue en el poder, con Juan Manuel Santos.

Los otros cinco expresidentes del Congreso que fueron detenidos por la CSJ afrontaron procesos por nexos con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), organización paramilitar que se disolvió a mediados de 2006 dentro de un proceso de paz con el Gobierno.