La ex presidenta del Congreso, Dilian Francisca Toro, fue detenida el martes debido a sus presuntos vínculos con narcotraficantes y paramilitares, informaron sus abogados.

La presidenta del Congreso entre 2006 y 2007, quien afirmó su inocencia, fue detenida por agentes del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía en su residencia en Bogotá y llevada a las instalaciones centrales del ente investigador.

Su partido, el oficialista Partido Social de Unidad Nacional, indicó en un breve comunicado que la suspenderá de su militancia debido a la decisión judicial.

Su caso es al menos el sexto que involucra a un ex presidente del Congreso por lazos con paramilitares.

"Confío en la justicia, tenemos total tranquilidad, pues todo lo hemos hecho según las leyes colombianas. Jurídicamente están todas las pruebas" a su favor, dijo la congresista en su cuenta Twitter.

Toro es investigada por la Corte Suprema desde inicios de mes cuando el alto tribunal informó que la congresista debía rendir explicaciones por el delito de lavado de activos.

La investigación se originó en las pesquisas que se adelantaron contra Toro por sus supuestos nexos con bandas paramilitares en su natal departamento de Valle del Cauca, en el suroeste del país, pero la Corte Suprema no ha dado detalles de los indicios y testimonios que llevaron a la apertura formal del caso.

En febrero de 2011 fue condenado a 90 meses cárcel el ex senador Mario Uribe Escobar, quien presidió el Congreso entre 2000 y 2001; en mayo del año pasado fue sentenciado a nueve años de prisión Luis Humberto Gómez Gallo (2004-2005), en febrero pasado también fue condenado Miguel Pinedo Vidal (1999-2000) y en abril pasado fue condenado el ex senador Javier Cáceres Leal (2009-2010) a nueve años de cárcel.

Los cuatro están detenidos en Bogotá.

Solo uno, ex presidente del Legislativo, Carlos García Orjuela, fue absuelto por el alto tribunal.

Desde finales de 2006, más de 60 congresistas y ex congresistas han sido procesados por la Corte Suprema y la Fiscalía por sus nexos con los paramilitares.