La ministra paraguaya de Justicia y Trabajo, María Lorena Segovia, se comprometió hoy a "mediar en el conflicto" entre los trabajadores en huelga de la filial paraguaya de la empresa española Prosegur y su dirección.

"Perfecto, concurriremos como siempre concurrimos a las reuniones que nos convocan", dijo a Efe sobre la propuesta de Segovia el gerente comercial de Prosegur, Gustavo Baccino.

Segovia recibió hoy a los presidentes del Sindicato de Trabajadores y Empleados de Prosegur Paraguay S.A. (Sitepropasa), Adán Jara, y de la Confederación de la Clase Trabajadora, Julio López, así como al vicepresidente de la Confederación Nacional de Trabajadores, Héctor Benítez.

En un comunicado, la ministra dijo haber acordado con ellos que iba a "tomar contacto directo con los directivos de Prosegur para ver la forma de llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes".

Según la nota oficial, Segovia convocó a tal efecto a una reunión a los directivos de la empresa de seguridad.

Sindicalista de Sitepropasa se manifestaron hoy por el centro de Asunción para hacer oír sus reclamos.

Jara dijo a Efe que iniciaron la huelga el pasado día 18 luego de que se agotaran las instancias de diálogo para exigir a la empresa la firma de un contrato colectivo para 350 empleados del área de transportes y caudales.

Ese grupo, que forma parte de una plantilla de 1.100 empleados con que cuenta la Prosegur en Paraguay, según el dirigente sindical, exige que ese contrato refleje el pago de pluses salariales por "exposición al peligro e insalubridad, así como una bonificación familiar y que se respeten los horarios de trabajo establecidos".

Según Baccino, están en huelga algo menos de 200 empleados del área de logística de valores y gestión de efectivo, fundamentalmente en Asunción (donde cifró la plantilla de ese área en 400 personas) y Ciudad del Este y un pequeño grupo en Encarnación (sur).

El gerente aseveró que la empresa "siempre otorgó beneficios adicionales a sus trabajadores" además de pagar "lo que la ley paraguaya estipula para el ramo", y que ha mantenido su "deseo de diálogo, discutiendo durante largo tiempo el convenio colectivo".

Tras cuatro meses de negociaciones, "hicimos una propuesta resumiendo lo discutido con los sindicatos y la contestación fue la convocatoria de huelga", añadió Baccino, que calificó la medida de fuerza de "intempestiva y extemporánea".

El gerente informó que Prosegur está haciendo trámites para conseguir una declaración de ilegalidad de la huelga, que ha obligado a la empresa "a utilizar todos los mecanismos de contingencia para servir" a sus clientes.

Jara denunció la contratación por parte de la empresa de empleados sustitutos para cubrir las vacantes por la huelga y que la empresa ha denegado el ingreso de los inspectores de Trabajo para constatar esa situación, algo que Baccino negó tajantemente.

Entretanto, las partes están convocadas mañana a una reunión tripartita en el Viceministerio de Trabajo, a la que el gerente aseguró que acudirán.

En un comunicado, Prosegur mantuvo hoy que "está prestando sus servicios habituales en el país", pese a la huelga.

Prosegur cuenta en Paraguay con delegaciones en Asunción, Coronel Oviedo, Concepción, Encarnación y Ciudad del Este.

La empresa española inició sus actividades en Paraguay en 1980 y tuvo en 2011 una facturación de casi 32 millones de euros, lo que la sitúa como la primera empresa del sector en el país sudamericano, según datos de Prosegur.

Desarrolla en Paraguay servicios de vigilancia, logística de valores y gestión de efectivo, y tecnología y logística de distribución, con una cartera de casi medio millar de clientes, entre empresas e instituciones, negocios, comercios y hogares.