Matt Damon dijo que hay una sensación de furia en Estados Unidos por los escándalos de los banqueros y la desigualdad financiera que ni demócratas ni republicanos están abordando en sus campañas presidenciales.

El actor de 41 años, hizo estas declaraciones en Comic-Con en San Diego, donde estaba promoviendo la película de ciencia ficción "Elysium" sobre un futuro en el que los súper ricos escapan de la muerte en la tierra para vivir en un hábitat orbital libre de pobreza y enfermedades. La película se estrena en marzo del próximo año.

Damon dijo que espera que el presidente Barack Obama sea reelegido para un segundo periodo en noviembre, pero que no es el partidario devoto que solía ser.

"Quedaría en shock si (Mitt) Romney gana. Creo que Obama es claramente la opción. Pero, como he dicho antes, estoy muy desilusionado con él y lo estoy básicamente por el asunto del sector financiero. El presidente no lo supo entender para nada", dijo Damon. "Esa sensación de injusticia, esa sensación de que ya no tenemos un país en el que la gente siente que tiene una oportunidad, que será justo. ... Si la gente siente que las posibilidades están en su contra entonces dejan de seguir las reglas, porque, ¿para qué seguirlas si de todas formas vamos a perder?".

Damon dijo que ambos partidos y los principales medios de comunicación no le han dado suficiente atención a grupos como el Tea Party y el movimiento Occupy.

"No creo que los republicanos o los demócratas entiendan realmente el nivel de enojo y el sentimiento de injusticia que la mayoría de la gente siente en el país", dijo.

El astro de la trilogía "Bourne", famoso por hablar sobre política, recordó un concierto de Bruce Springsteen al que asistió hace varios meses en el Madison Square Garden. Springsteen interpretó una canción de su nuevo álbum titulada "Jack of All Trades", que critica la división entre los que tienen todo y los que no tienen nada así como la avaricia de los banqueros de Wall Street.

"Dice: 'Si tuviera una pistola encontraría a esos bastardos y les dispararía al verlos'. Cuando dijo eso, cuando estaba cantando eso, el estadio estalló en gritos, realmente. Unas 30.000 personas gritaron su aprobación y fue tan alarmante", dijo Damon. "Fui tras bambalinas después del concierto y esa fue lo primera que él me dijo. Le canta a bomberos, policías y a gente de verdad. La furia que había ahí es muy, muy real".