El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, recibió hoy a su colega español, José Manuel García-Margallo, con quien tratará los vínculos económicos entre ambos países, además de la ayuda al desarrollo y la migración.

"Le damos la bienvenida al canciller español. Con mucho afecto le recibimos aquí", le dijo Patiño a García-Margallo a su llegada al Palacio de Najas, la sede del Ministerio de Exteriores de Ecuador.

El funcionario español llegó hoy procedente de Lima, donde abordó el aumento de las inversiones españolas en Perú y del comercio bilateral, y asuntos regionales como la situación en Paraguay y la próxima Cumbre Iberoamericana.

En Ecuador tiene prevista una agenda similar. Tras su reunión con Patiño habrá una reunión más amplia de ambas delegaciones y posteriormente los dos cancilleres ofrecerán una rueda de prensa.

García-Margallo se reunió ayer en Lima con el presidente peruano, Ollanta Humala, pero no lo hará con el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, porque está en Guayaquil con motivo de las fiestas de esa ciudad, explicó a Efe una fuente de la embajada española en Quito.

En Ecuador, como en Perú, el ministro espera potenciar la presencia de empresas españolas y su participación en licitaciones públicas.

En una entrevista con Efe el mes pasado, el nuevo embajador de España en Quito, Víctor Fagilde, pronosticó que con el acicate de la crisis llegarán a Ecuador más compañías españolas, de áreas como infraestructuras, pesca, comunicaciones, tecnología y energías alternativas.

La cancillería ecuatoriana explicó en un comunicado que ambos ministros tratarán "las relaciones económicas y comerciales bilaterales, cooperación y movilidad humana", así como cuestiones multilaterales y regionales.

Respecto a la cooperación, España tiene previsto disminuir la ayuda que destina a Ecuador, actualmente 23 millones de dólares al año, aunque no ha definido aún la cifra final, como resultado de la reducción del 70% de los fondos para ese fin a nivel mundial decretada por el Gobierno.

Además, el Ministerio de Exteriores por ahora no se plantea más contribuciones al proyecto Yasuní-ITT, una de las propuestas internacionales que promueve Ecuador con más ahínco y al que España ya donó 1,4 millones de dólares.

Con esa iniciativa, el Ejecutivo ecuatoriano propone dejar sin explotar un gran yacimiento de petróleo en un parque amazónico a cambio de una compensación internacional de 3.600 millones de dólares.

El otro asunto principal de la visita de García-Margallo a Ecuador es preparar la Cumbre Iberoamericana, que se celebrará en Cádiz los próximos 16 y 17 de noviembre, y a la que Correa ya ha dicho que asistirá.

El miércoles García-Margallo mantendrá un desayuno con empresarios españoles, visitará la Iglesia de San Francisco, restaurada con ayuda española, y la Iglesia de la Compañía de Jesús, que son dos de los tesoros históricos del casco antiguo de Quito, ciudad declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

Posteriormente, el ministro almorzará con algunas personalidades locales y por la tarde volverá a Madrid.