Los Bulls de Chicago anunciaron en su página web que no se quedaban con la oferta que le hicieron los Rockets de Houston al pívot turco Omer Asik por tres años y 25,1 millón de dólares.

El rechazo de los Bulls permite al joven jugador turco de 26 años ser el nuevo compañero del base Jeremy Lin, que el pasado jueves también firmó por tres temporadas y el mismo salario.

El gerente general de los Bulls, Gar Forman, reconoció que la decisión no había sido fácil por todo lo que hizo el jugador dentro del equipo y la proyección que tiene, pero en términos económicos no podían competir.

"Hizo un gran trabajo y tiene un gran talento, pero aceptar la oferta hubiese puesto en peligro el objetivo de lograr un jugador del más alto nivel", valoró Forman. "Le deseamos suerte y que continúe con su progreso".

La estructura del contrato presentado por los Rockets a Asik le hubiese supuesto a los Bulls en el último año un desembolso de 15 millones de dólares y decidieron que no podían absolver el pago del impuesto de lujo.

La pasada temporada Asik logró promedios de 3,1 puntos y 5,3 rebotes en los partidos que jugó como reserva de los Bulls.

Por su parte, los Rockets mostraron su satisfacción con la adquisición de Asik, que es otro joven talento que llega al equipo para consolidar el proceso de renovación que han iniciado.

Además el equipo consigue a un pívot joven con experiencia que puedo ocupar el puesto de titular, que quedó vacante después de la marcha del haitiano Samuel Dalember y el veterano Marcus Camby.

El estilo de juego de Asik, un jugador muy atlético y rápido, a pesar de su altura, irá muy bien en el sistema de ataque que los Rockets quieren implantar bajo la dirección de Lin, que será el nuevo líder dentro del equipo.

Los Bulls si tienen todo listo para cerrar los contratos con el escolta italiano Marco Belinelli y el pívot Nazr Mohammed, de acuerdo a varias fuentes periodísticas.

Belinelli, la pasada temporada logró promedios de 11,8 puntos con los Hornets de Nueva Orleans y se espera que no gane menos de dos millones de dólares por los dos años que firme con los Bulls.

Mientras que Mohammed recibirá un salario mínimo de veteranos que será de 1,3 millones de dólares.

Los Bulls para la próxima temporada se han establecido que no van a superar el tope salarial de 74 millones de dólares y eso condicionará el resto de los fichajes que puedan hacer para completar la plantilla.