El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, recalcó hoy el "fuerte compromiso" de la zona euro para asegurar su estabilidad, tras conocerse la decisión de la agencia de calificación Moody's de situar en perspectiva negativa las deudas soberanas de Alemania, Holanda y Luxemburgo.

"Tomamos nota de la decisión de calificación de Moody's, que confirma la muy firme calificación que disfrutan varios países de la zona euro, respaldada por fundamentos sólidos que son los que estos y otros países del euro disfrutan", señaló el también primer ministro de Luxemburgo en un comunicado.

"En este contexto, reiteramos nuestro fuerte compromiso para asegurar la estabilidad de la zona euro en su conjunto", añadió Juncker.

Moody's justificó su decisión de situar en perspectiva negativa para una posible rebaja la máxima calificación que otorga a las deudas soberanas de Alemania, Holanda y Luxemburgo ("Aaa") ante la "creciente incertidumbre" en Europa por el alcance de la crisis de deuda.

Los temores a una posible salida de Grecia y a que países como España o Italia necesiten un rescate también han pesado en esta revisión de la calificación de algunas de las economías más sólidas de la zona euro, que en cambio no ha afectado a Finlandia.