El cadáver de un canadiense de 17 años que se ahogó tras asistir a una boda en Puerto Rico fue encontrado por funcionarios de este territorio estadounidense.

Las autoridades hallaron el cuerpo de Justin Langley mientras flotaba frente a un hotel de San Juan, dijo Nino Correa, director de búsqueda y salvamento de la Agencia de Manejo de Emergencias. En entrevista telefónica el martes, Correa dijo que Langley se metió al océano junto con un primo de 9 años y una fuerte corriente los arrastró mar adentro.

Un tío salvó al niño con ayuda de un turista, pero Langley desapareció, agregó Correa. La playa donde se metieron al agua el domingo frente al hotel Marriott Resort de San Juan tiene letreros que advierten del peligro de nadar en ese sitio.