El ministro de Asuntos Exteriores y viceprimer ministro israelí, Avigdor Lieberman, solicitó hoy en Bruselas a la Unión Europea (UE) que califique a la milicia libanesa chií Hizbulá como organización terrorista, al considerar que está detrás de múltiples ataques contra políticos y ciudadanos israelíes.

"Nuestras expectativas, al menos en lo que se refiere a Hizbulá, son poner a esta organización en la lista de organizaciones terroristas y creo que es necesario, es crucial, dar la señal adecuada a la comunidad internacional y al pueblo israelí", indicó Lieberman en una rueda de prensa en Bruselas, tras participar en un Consejo de Asociación con la UE.

El ministro israelí dejó claro que, según la información de que dispone, Hizbulá es responsable de atentados como el perpetrado la semana pasada en Bulgaria, en el que murieron cinco israelíes y un conductor búlgaro, así como de "intentar asesinar" a diplomáticos y ciudadanos israelíes en diferentes países.

"Tenemos fuertes pruebas de quién está detrás de estos ataques: es Hizbulá y los iraníes", apostilló y agregó que es "inaceptable que continúen su actividad terrorista en suelo europeo".

Por su parte, la ministra chipriota de Exteriores, Erato Kozakou-Markoullis, cuyo país preside este semestre la UE, respondió que es necesaria la unanimidad de los 27 Estados miembros en el Consejo de la Unión Europea y que en este momento no existe un consenso.

Recordó que Hizbulá comprende un partido político, una red de servicios sociales y un ala no armada, y que está activa en la política libanesa y tiene un papel específico en el Parlamento y el Gobierno de ese país.

"Si hubiera pruebas sólidas de que Hizbulá está implicada en actos terroristas, la UE consideraría poner en la lista a la organización", concluyó la ministra chipriota.

Lieberman también destacó que el régimen sirio ha transferido armas químicas y biológicas a Hizbulá, lo que considera sobrepasar una "línea roja".

"No es sólo preocupación, tenemos suficiente información del deseo y los intentos (de Hizbulá) de conseguir armas químicas y biológicas", puntualizó, y recalcó que frente a esa amenaza "actuaremos de manera decisiva y sin dudar", para lo que espera la "comprensión y cooperación de la comunidad internacional".

Sobre el polémico programa nuclear de Irán, Lieberman destacó que ha llegado el momento de "concluir las negociaciones y pasar a la acción", en tanto que, sobre el conflicto con los palestinos, hizo un nuevo llamamiento a volver a la mesa de negociaciones.

Preguntado por el temor ante un posible ataque a los deportistas israelíes en los Juegos Olímpicos de Londres, Lieberman aseguró que la relación de su país y el Reino Unido y sus fuerzas de seguridad es muy buena, y confió en su capacidad para hacer frente a ese tipo de amenazas.

El comisario europeo de Política de Vecindad, Stefan Füle, destacó los avances alcanzados hoy entre la UE e Israel para potenciar su colaboración en diversos ámbitos, y puso de ejemplo al país como una democracia "excelente" en la región.

En cambio, mostró la preocupación de la UE por la situación de las minorías árabe y beduina, así como por la actitud de Israel hacia las ONG.

"Es necesario evitar las acciones que pueden complicar el espacio en que las organizaciones de la sociedad civil operan, que pueden coartar el derecho de asociación y la libertad de expresión", indicó.