El Instituto Cervantes se ha fijado como prioridad su expansión en Estados Unidos, con la apertura de sendos centros en Miami y Washington, consciente de que en los próximos años "se juega la función del español como segunda lengua" en ese país.

Víctor García de la Concha, director de esa entidad, formuló este anuncio hoy en Salamanca durante una rueda de prensa previa a la apertura de la reunión anual de directores del Instituto Cervantes, en la que se trazarán las líneas estratégicas del nuevo curso y que se celebrará en esta capital (centro del país) hasta el próximo jueves.

De la Concha, exdirector de la Academia de la Lengua y catedrático emérito de la Universidad de Salamanca, informó también de la próxima presencia del Instituto en Canadá y Brasil, como "apéndices", complemento o refuerzo de esa proyección en Estados Unidos, pero siempre "de la mano de Hispanoamérica" mediante la búsqueda de "sinergias" con sus academias y universidades.

En el caso de Washington, se aprovecharía parte de la anterior residencia del embajador español y de la cancillería, precisó.

También puso como ejemplo un convenio suscrito con México para utilizar los espacios que este país tiene "fundamentalmente en Estados Unidos, aunque también en el resto del mundo", para organizar actividades "bien conjuntas o propias del Cervantes".

Otro de los objetivos es la apertura de aulas "en las principales universidades del Norte y en algunas del Sur y la costa Oeste de los Estados Unidos, añadió.

García de la Concha desea que "todos los países de Hispanoamérica" sientan al Instituto Cervantes como algo propio, para ello en la próxima Cumbre de Iberoamérica, que se celebrará en Cádiz, presentará un "programa suscrito con varios países para una acción conjunta al servicio de la lengua".

Víctor García de la Concha también se refirió a los ajustes presupuestarios al afirmar que el Gobierno español "ha sido sensible con la lengua", que en el caso del Instituto Cervantes "se han podido asumir", ya que "no han afectado en las actuaciones normales".

García de la Concha también añadió que la institución desea abrirse al área asiática con China, India, Japón o Singapur como destinos de la lengua española.

El Instituto Cervantes está presente en 87 ciudades de 44 países, donde trabajan más 1.200 personas. Sus centros han registrado el pasado año 227.000 matrículas y han celebrado 6.500 actividades culturales.