El Gobierno británico anunció hoy, a solo tres días del inicio de los Juegos Olímpicos, que desplegará 1.200 soldados más para garantizar la seguridad de Londres 2012, con lo que el número total de militares movilizados ascenderá a 18.200.

El ministro británico de Cultura y Deportes, Jeremy Hunt, explicó que, además de los 17.000 militares que se confirmaron el pasado 21 de julio, se movilizarán también los 1.200 soldados de reserva para la Olimpiada, que comienza este viernes en la capital británica.

El Gobierno ya movilizó a 3.500 militares adicionales después de que la empresa británica G4S anunciara que no podrá reclutar a los 10.400 guardias de seguridad privada que estaban previstos para velar por la seguridad de los recintos olímpicos.