El brasileño Itaú-Unibanco, mayor banco privado de América Latina, obtuvo en el segundo trimestre del año un beneficio neto de 3.304 millones de reales (unos 1.620 millones de dólares), con una reducción del 3 por ciento con respecto al primer trimestre, informó hoy la institución.

El lucro del mayor banco privado brasileño entre abril y junio de 2012 fue en un 8,2 por ciento menor al del mismo período del año pasado, según el balance enviado a los inversores.

Las ganancias del primer semestre sumaron 6.730 millones de reales (unos 3.299 millones de dólares), con una reducción del 5,65 por ciento con respecto a las de los seis primeros meses de 2011.

El banco aclaró que su beneficio neto recurrente, es decir excluidas las operaciones extraordinarias, fue de 3.585 millones de reales (unos 1.757,4 millones de dólares) en el segundo trimestre, valor en un 1,2 por ciento mayor que el del primer trimestre y en un 8,1 por ciento superior al del mismo período del año pasado.

El lucro del semestre excluidos las operaciones extraordinarias sumó 7.129 millones de reales (unos 3.494,6 millones de dólares), con un crecimiento del 2,5 por ciento frente al primer semestre de 2011.

Entre las operaciones extraordinarias que explican tal diferencia el banco citó la venta de la participación del 18,87 por ciento que el Itaú tenía del capital del Banco Portugués de Investimento, la adhesión a un programa especial de pago de impuestos federales y el aumento de las provisiones para cubrir deudas de hace dos décadas en discusión judicial.

La venta de las acciones del banco portugués provocó un impacto negativo en el resultado de 205 millones de reales (unos 100,5 millones de dólares).

Según el balance del banco, los gastos con la provisión para cubrir deudas de dudoso cobro llegaron a 4.860 millones de reales (unos 2.382,4 millones de dólares) en el segundo trimestre, con un salto del 30,89 por ciento frente al mismo período de 2011.

Ello debido a que la tasa de impago, que se refiere a las deudas no pagadas cuyo plazo venció hace más de 90 días, subió desde 4,5 por ciento en el segundo trimestre de 2011 hasta el 5,1 por ciento en el primer trimestre de este año y al 5,2 por ciento en el segundo trimestre de 2012.

Itaú-Unibanco informó igualmente que su cartera de crédito llegó en junio pasado a 413.399 millones de reales (unos 202.646,6 millones de dólares), valor en un 14,8 por ciento mayor que el del mismo mes del año pasado.

Los activos totales del banco sumaban en junio 888.909 millones de reales (unos 435.690,7 millones de dólares), con una expansión del 11,98 por ciento en doce meses y una reducción del 0,89 por ciento frente a marzo de este año.

El patrimonio líquido de la institución a finales del mes pasado era de 75.636 millones de reales (unos 37.076,5 millones de dólares), con un crecimiento del 14,5 por ciento en los últimos doce meses.