¿Cuáles son las probabilidades que aparezca un ovni durante la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Londres? ¿O que el último encargado de portar la antorcha se tropiece mientras sube las escaleras para encender el pebetero?

¿O prefiere una apuesta más tradicional, como por el duelo entre Rusia y España en nado sincronizado?

Las casas de apuestas en Londres ofrecen la oportunidad de apostar casi en cualquier cosa, incluyendo los 26 deportes en los Juegos. La industria espera apuestas por unos 100 millones de libras (155 millones de dólares) durante la competencia, que se extiende del 27 de julio al 12 de agosto.

"Tratamos de satisfacer los gustos de la gente", comentó Joe Crilly, vocero de la casa de apuestas William Hill, que exhorta a los apostadores a llamarlos para sugerir cualquier apuesta que se les pueda imaginar. William Hill ofrece apuestas por internet en 182 países.

Ladbrokes, otra casa de apuestas británica, ofrece 11.000 apuestas distintas durante los Juegos, según su vocera Jessica Bridge. Entre las posibilidades, se puede apostar a que los Juegos superarán el presupuesto que tienen previsto, que un atleta británico será retratado comiéndose un Big Mac de McDonald's, o que se acabarán los condones en la villa olímpica de atletas.

William Hill ofrece quizás la apuesta más rara de los Juegos: paga 1.000 a 1 si un platillo volador aparece sobre el Estadio Olímpico durante la ceremonia inaugural del viernes. Aunque nadie gana si los extraterrestres deciden contactarnos al día siguiente.