La tabaquera estadounidense Altria anunció hoy que ganó 2.420 millones de dólares en el primer semestre de 2012, el 75,2 % más interanual, impulsada por el aumento de sus precios y de las ventas de su negocio de vinos y tabaco de mascar, que ayudaron a contrarrestar el descenso de las ventas de Marlboro.

La mayor empresa tabaquera estadounidense se anotó un beneficio neto por acción de 1,19 dólares entre enero y junio pasados, por encima de los 66 centavos del mismo periodo de 2011, cuando su ganancia se redujo a 1.381 millones de dólares afectada por un cargo extraordinario por impuestos.

Los ingresos de la firma aumentaron en los seis primeros meses del año en un 4,9 %, hasta los 12.134 millones de dólares, de los cuales 11.003 millones correspondieron a sus diferentes marcas de tabaco, que apenas registraron cambios respecto al año precedente.

Las ventas en Estados Unidos de su principal marca de tabaco, Marlboro, se redujeron en ese periodo el 2 %, lo cual no impidió que su cuota de mercado se incrementara un 0,2 % hasta situarse en el 42,6 %.

Mientras tanto, los ingresos procedentes de sus diferentes marcas de tabaco de mascar, como Copenhagen o Skoal, se incrementaron en un 2,9 % para colocarse en los 806 millones de dólares, al tiempo que su segmento de vinos vio su facturación elevarse en un 11,1 %, hasta los 241 millones.

Por lo que se refiere a las cuentas relativas al segundo trimestre del año, a las que más atención prestaban hoy los analistas estadounidenses, Altria registró un beneficio neto de 1.225 millones de dólares (60 centavos por acción), casi el triple respecto a los 444 millones (21 centavos) del mismo periodo de 2011.

Entre abril y junio pasados sus ingresos se elevaron en un 9,6 % hasta los 6.487 millones de dólares, gracias a un ascenso del 0,8 % de sus marcas de tabaco (hasta 5.903 millones), del 5,4 % de las de tabaco de mascar y del 10,3 % de su negocio de vinos.

El presidente y consejero delegado de Altria, Marty Barrington, calificó como "excelentes" esos resultados, que atribuyó al "fortalecimiento" de sus diferentes marcas de trabajo, a la diversidad de su modelo de negocio y a las "sólidas ganancias" de su inversión en la cervecera SABMiller.

La firma revisó al alza sus pronósticos de beneficio neto por acción para el conjunto del año desde un rango de entre 2,28 y 2,34 dólares hasta una horquilla de entre 2,29 y 2,33 dólares.

Esos resultados eran bien recibidos en Wall Street y una hora y media después del inicio de la sesión sus acciones subían el 0,51 % para cambiarse por 35,67 dólares cada una, de forma que desde enero acumulan una subida del 20,3 %.