El abogado del wide receiver de los Cowboys Dez Bryant pidió el martes a los fiscales que no presenten cargos contra su cliente, quien fue arrestado después de que presuntamente atacó a su madre durante una discusión.

"¿Ocurrió un desacuerdo familiar? Sí", dijo el abogado Royce West. "¿Cometió Dez Bryant violencia familiar contra su madre? No", agregó.

La policía arrestó a Bryant el 16 de julio, dos días después de que su madre, Angela Bryant, llamó al número telefónico de emergencias 911 para quejarse de que su hijo estaba agrediéndola. Las autoridades señalaron que la encontraron con una muñeca y dedo pulgar inflamados y contusiones en la parte superior de sus brazos. Angela Bryant presuntamente dijo a las autoridades que Dez Bryant la golpeó en el rostro con su gorra y le rompió la blusa.

En la grabación de la llamada al 911 publicada por las autoridades, se escucha a Angela Bryant decir que quería que "se le pusiera fin a eso".

"No puedo seguir permitiéndole hacer esto", dijo en la grabación.

Después del incidente Angela Bryant presentó una declaración pidiendo a los fiscales no procesar el caso. La violencia familiar es un delito menor castigado hasta con un año de cárcel y una multa de 4.000 dólares.

Bryant estuvo sentado junto a su madre en una conferencia de prensa que duró aproximadamente dos minutos. Ninguno de ellos habló ni respondió preguntas.

"Me encantaría hacer una declaración, pero no puedo", dijo Dez Bryant cuando se retiraba. "No puedo", repitió.

En lugar de ello, West leyó una declaración calificando cualquier disputa que haya ocurrido como "un asunto de familia que puede ser resuelto a través de asesoría".

"Ellos piden que no haya un juicio apresurado con respecto a su familia", señaló West.

Los fiscales no han anunciado si presentarán cargos contra Bryant y rechazaron hacer comentarios el martes. La NFL y los Cowboys rechazaron también comentar al respecto.