El abridor sorpresa Scott Feldman no esperaba su salida al montículo, pero demostró estar en plena forma al lanzar pelota ganadora durante siete entradas que permitieron a los Vigilantes de Texas ganar fácil por paliza de 9-1 a los Medias Rojas de Boston.

Feldman salió en lugar del estelar derecho Roy Oswalt que no pudo lanzar al sufrir una dolencia en la espalda y para nada hizo que se extrañase su ausencia.

El abridor de los Vigilantes utilizó a la perfección su repertorio de lanzamientos y los Medias Rojas no encontraron la manera de descifrarlos.

Feldman (4-6) ganó su cuarta decisión consecutiva y tuvo la salida más prolongada desde que lanzó ocho episodios el 2 de junio de 2010.

El lanzador derecho de 29 años permitió una carrera limpia, siete imparables y ponchó a cinco bateadores por la vía del ponche.

Justo antes de que el partido comenzara, se supo que otro abridor de los Vigilantes, Colby Lewis, se perderá el resto de la temporada por un desgarro en el tendón flexor del brazo derecho que necesitará cirugía.

El venezolano Martín Pérez, que fue ascendido el lunes después de que Lewis fue enviado a la lista de lesionados, abrirá el martes el partido contra los Medias Rojas, pero hubiera estado disponible para el bullpen si Feldman hubiera fallado al inicio.

En tres partidos que los Vigilantes han disputado contra los Medias Rojas en lo que va de temporada, el equipo tejano ha logrado una combinación de 33 carreras anotadas por tan sólo siete permitidas.

El bateo latino de los Vigilantes lo encabezó el campocorto venezolano Elvis Andrus que tuvo de 4-1, una anotada, una impulsada, mientras que el jardinero dominicano Nelson Cruz se fue de 2-0 con una anotada.

La derrota se la quedó el abridor venezolano Félix Doubront (10-5), que trabajó cinco entradas en las que fue castigado con ocho imparables y seis carreras limpias, dio tres bases por bolas y abanicó a seis bateadores rivales.