Unos 400 trabajadores de los Ferrocarriles del Norte de Colombia (Fenoco) entraron hoy en una huelga indefinida que dejó interrumpidas las exportaciones de carbón de varias multinacionales del sector, informaron fuentes sindicales en Bogotá.

El cese de actividades en Fenoco se unió a la parálisis en las minas de Carbones de la Jagua (CDJ), compañía de la estadounidense Glencore International que el domingo suspendieron sus tareas en el Cesar, departamento en el noreste colombiano.

"Nuestra huelga es indefinida, pero estamos en disposición de volver a la mesa de negociaciones", dijo a Efe por teléfono el fiscal del sindicato que reúne a los trabajadores de Fenoco, Luis Eduaro Parra.

Los obreros de la compañía férrea están agrupados en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Metalmecánica (Sintraime) y son responsables del mantenimiento y operación de las líneas y los trenes que transportan carbón entre las minas del Cesar y los puertos de exportación en el Caribe.

Parra explicó que la huelga se derivó de la negativa de Fenoco de negociar un documento de exigencias salariales y laborales que los trabajadores presentaron hace más de un mes.

La igualdad en salarios, la estabilidad en el empleo y la seguridad en la operación férrea, debido a los frecuentes accidentes, son centrales en el texto sindical de peticiones.

La empresa férrea tiene como socios a En Pro de Colombia (Prodeco, de Glencore), las también estadounidenses Drummond Co. Inc. y Goldman Sachs Group Inc., y la brasileña Vale.

Una 160.000 toneladas de carbón destinadas a mercados americanos y europeos transportaba a diario el ferrocarril paralizado, que tiene cerca de 200 kilómetros de longitud.

El de Fenoco es el segundo ferrocarril para el transporte de carbón en Colombia, después del operado por la compañía Cerrejón, que opera la mina del mismo nombre, situada en el departamento caribeño de La Guajira y considerada la más grande a cielo abierto del mundo.

Cerrejón es de propiedad de BHP Billiton, Anglo American y Xstrata, que exporta anualmente 32 millones de toneladas del mineral.