Traiga un paraguas, y quizás también bloqueador solar.

El servicio británico de meteorología presentó el lunes el pronóstico para la ceremonia inaugural del viernes, y dijo que no hay nada seguro. Hay posibilidades de lluvia durante el evento, para el pesar de los londinenses que pensaron que el clima soleado que se espera esta semana duraría hasta la ceremonia.

"Me temo que los aguaceros pueden ser impredecibles", dijo el meteorólogo Barry Gromett.

El pronóstico de los próximos cinco días es el primero que tiene cierta medida de exactitud. Pero el pronóstico no afectará el espectáculo, ya que el director Danny Boyle de todas formas utilizará lluvia falsa si el cielo no coopera.