Los pilotos del avión en el que se disponía a viajar hoy el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, de Bogotá a Ibagué, abortaron el despegue con el mandatario abordo, ante un fallo considerado menor, informaron fuentes oficiales.

El segundo comandante de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), general Flavio Ulloa Echeverry, explicó a periodistas que el avión presidencial tuvo un fallo "en uno de sus velocímetros".

Fue "una diferencia que hizo que se disparara una alarma. La tripulación abortó el despegue y regresó a la rampa. El Presidente abordó el avión alterno que siempre está dispuesto", indicó el general Ulloa Echeverry.

Añadió que este tipo de fallos pueden derivarse de distintas causas: "pueden ocurrir por humedad o porque en los ductos donde va la información de velocidad entra un agente extraño como un mosquito".

La FAC, responsable de los aviones y helicópteros en los que suele viajar el presidente colombiano, indicó el segundo comandante de esa institución, hizo "todos los chequeos de mantenimiento" al aparato.

"La ultima vez que tuvo mantenimiento fue hoy en la inspección prevuelo", indicó.

Para el alto oficial la seguridad e integridad de presidente colombiano jamás estuvo en riesgo.