Los ministros de Agricultura de seis países de Suramérica se reunirán este martes y miércoles en Chile para debatir el tema de la seguridad alimentaria e intentar consolidar a la región como una potencia agrícola mundial.

Se trata de la XXIII Reunión Ordinaria del Consejo Agropecuario del Sur (CAS), creado en 2003 con el objetivo de definir los temas prioritarios de la agenda agropecuaria y forestal de la región, informaron hoy los organizadores.

Asimismo, articular el desarrollo de las acciones acordadas por los Gobiernos y potenciar a Suramérica en temas como investigación y desarrollo (I+D), variados negocios en la agricultura y desarrollo sostenible.

Los ministros y representantes de Agricultura de Brasil, Chile, Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay avanzarán también en temas como las relaciones comerciales con especial énfasis en China, el seguimiento de la situación de la fiebre aftosa en la región y el dominio de tierras rurales.

La cita se llevará a cabo este martes y miércoles en Santiago, donde los ministros y sus delegaciones expertas en asuntos agropecuarios "discutirán cómo avanzar de manera conjunta hacia el desarrollo de los países miembros del Consejo", precisó hoy en un comunicado el Ministerio chileno de Agricultura.

La cita será encabezada por el ministro de Agricultura de Chile, Luis Mayol, anfitrión del encuentro, y por el presidente pro témpore del CAS, el ministro argentino Norberto Yauhar.

Mayol destacó en el comunicado que el CAS está decidido a incrementar la posición de la región sur como una potencia agrícola mundial y abastecer al mundo con alimentos de calidad.

"Esta reunión nos dará precisamente la oportunidad de discutir temas y consolidar acuerdos que beneficiarán el agro de esta parte del mundo y a todos aquellos que día a día trabajan en el sector", recalcó Mayol en el mismo texto.

El ministro chileno indicó que en esta cita se prevé avanzar en temas como la coordinación entre los países para fortalecer la producción y comercialización de alimentos y las relaciones comerciales con especial hincapié en China, entre otros.

Según Alejandra Sarquis, secretaria técnica de la entidad, "el CAS está decidido a incrementar la posición de la región sur como una potencia agrícola mundial y abastecer al mundo con alimentos de calidad".

"Esa meta incorpora compromisos en materia de desarrollo sustentable, sanidad, capacitación, cooperación técnica y seguridad alimentaria, que beneficien a los agricultores de los países", indicó.