El secretario general de la Liga Árabe ofreció al presidente sirio Bashar Assad una "salida segura" para él y su familia si renuncia.

Nabil Elaraby no dio más detalles de su propuesta en una reunión de cancilleres de la Liga Árabe en Doha el lunes por la mañana.

La Liga prometió además 100 millones de dólares en ayuda para los refugiados sirios en países vecinos.

El presidente tunecino Moncef Marzouki ofreció asilo a Assad en febrero si ello ponía fin al conflicto.

Assad no ha mostrado indicios de renunciar. El domingo, sus fuerzas atacaron los bolsones de resistencia rebelde en Damasco.

En sus primeras declaraciones públicas luego de un devastador ataque rebelde con bombas que mató a cuatro de sus principales colaboradores, Assad le dijo a su nuevo jefe del ejército el domingo que "continúe su persecución de los terroristas".