La Unión Europea (UE) ha instado hoy a Sudán y a Sudán del Sur a resolver en las próximos diez días todas las disputas pendientes para evitar sanciones internacionales, al tiempo que exigió acceso a Kordofán del Sur y el Nilo Azul para las agencias humanitarias y un acuerdo negociado en estas áreas.

Los ministros de Asuntos Exteriores europeos, reunidos en Bruselas, urgieron a las partes a implementar "plena e incondicionalmente en el calendario establecido" la hoja de ruta aprobada por la Unión Africana (UA) y adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU que busca solucionar los conflictos pendientes entre ambos países.

Recordaron que esa hoja de ruta ya ha arrojado resultados positivos, como una reducción "significativa" de las hostilidades a lo largo de la frontera, la retirada de las fuerzas de Sudán y Sudán del Sur de la disputada zona Abyei y la reanudación de las conversaciones entre las partes bajo el auspicio de la UA.

"Es imperativo que las partes tomen ahora los pasos restantes establecidos en la hoja de ruta y la resolución de la ONU para resolver todos los temas pendientes hasta la fecha límite del 2 de agosto", señala la UE, que saludó la reunión celebrada en este contexto entre los presidentes de Sudán y Sudán del Sur el pasado día 14.

El 2 de mayo, el Consejo de Seguridad de la ONU emitió una resolución que amenazaba con sanciones a los dos países si no resolvían sus diferencias en un plazo de tres meses.

"Sudán y Sudán del Sur se encuentran en un importante momento. La plena implementación de la hoja de ruta y de la resolución de la ONU abriría unas perspectivas mucho más positivas para ambos países (...) y mejores relaciones con el resto de la comunidad internacional, incluida la UE, lo que le permitiría considerar más apoyo" financiero, señalan los ministros de Exteriores.

Por contra, el incumplimiento "tendría consecuencias negativas", advierten, por lo que instan a ambos gobiernos a "aprovechar la ocasión y demostrar el liderazgo necesario para construir una relación fuerte y mutuamente beneficiosa entre sus dos países".

La UE se mostró además "profundamente preocupada" por el deterioro de la situación humanitaria en Kordofán del Sur y Nilo Azul, e instó al Gobierno de Sudán a implementar las provisiones sobre estas regiones.

En particular, los Veintisiete exigen acceso libre e inmediato a las áreas afectadas por parte de agencias humanitarias internacionales.

"La UE insta al Gobierno sudanés y al Movimiento Popular para la Liberación del Sudán/Sector Norte (MPLS-N) a reanudar sin demora el diálogo para llegar a una solución negociada en Kordofán del Sur y el Nilo Azul en base al acuerdo marco del 28 de junio de 2011", señalan los ministros de Exteriores en sus conclusiones.