La alta representante europea, Catherine Ashton, anunció hoy que contactará con el jefe negociador iraní, Said Jalili, con objeto de preparar "una futura reunión a nivel político", en línea con lo acordado el pasado 19 de julio en Moscú por Irán y el Grupo 5+1.

En un comunicado, Ashton se hace eco de los resultados de las últimas reuniones entre representantes iraníes y del llamado 5+1 (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania).

La siguiente ronda de los contactos reunirá mañana en Estambul a los "número dos" de las dos partes en las negociaciones: el subsecretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Bagueri, y la subsecretaria general para Asuntos Políticos del Servicio Europeo de Acción Exterior, Helga Schmid.

"En línea con el acuerdo de Moscú, tras esta reunión habrá un contacto entre Ashton y (el jefe negociador iraní), Said Jalili, sobre las posibilidades de una futura reunión a nivel político", anunció la alta representante.

En el encuentro de mañana, las dos partes de la negociación tratarán de acercar posturas tras la reunión técnica del pasado día 3 de julio, donde los expertos del 5+1 ofrecieron más detalles sobre sus propuestas y analizaron cuestiones técnicas.

La cita de principios de julio en Estambul tuvo lugar poco después de que entrara en vigor tanto el embargo petrolero de la Unión Europea (UE) como las nuevas sanciones de Estados Unidos a Irán, lo que llevó a Teherán a advertir que las negociaciones pueden llegar a un "punto muerto" si Occidente insiste en sus presiones.

Para levantar dichas sanciones, el 5+1 ha puesto como condición que Irán renuncie a la posesión del uranio enriquecido al 20 %, a lo que hasta ahora se ha negado Irán.

También exigen la salida del país del uranio ya enriquecido y el cierre de la fábrica nuclear que se mantiene dentro de una montaña cerca de la ciudad santa de Qom.