El director artístico de la Ópera Estatal de Baviera, Nikolaus Bachler, calificó hoy de hipócrita a la organización del Festival de Bayreuth la renuncia del bajo-barítono ruso Yevgueni Nikitin a tras conocerse que en su juventud llevó tatuada una cruz gamada.

Bachler acusó a las bisnietas del compositor Richard Wagner y codirectoras del Festival de Ópera de Bayreuth, Katharina Wagner y Eva Wagner-Pasquier, de señalar a otro con el dedo "por tener problemas con su propia historia", en alusión al papel desempeñado por el festival durante el nazismo.

"En la 'causa Nikitin' veo de entrada un problema más de Bayreuth y de la familia Wagner que del propio cantante. Me parece hipócrita que precisamente la familia Wagner castigue ahora la locura de un rockero de 16 años que ya hace tiempo mostró su arrepentimiento y trató de enmendar" agregó.

Nikitin no sólo lamentó este episodio, sino que expresó además su pesar, "un arrepentimiento que jamás he percibido en la familia Wagner en los últimos 50 años", dijo.

"Todo esto es una historia profundamente desagradable y demuestra que el pasado todavía está presente", declaró Bachler al aludir a la dificultad con la que los Wagners se enfrenta al pasado nazi del festival fundado en 1876 por el compositor alemán.

Nikitin, de 38 años y que sí que ha actuado en la Ópera Estatal de Baviera, renunció el pasado sábado -cuatro días antes de la inauguración del Festival de Bayreuth- a interpretar el papel principal de la ópera "El holandés errante", supuestamente por presiones de la organización de la cita musical.

Nikitin canceló su participación, tras revelar un reportaje de la televisión pública ZDF que entre los tatuajes que cubren su cuerpo de pies a cabeza se percibe el rastro de una cruz gamada estampada cuando era batería de una banda de "heavy metal".

El solista ruso admitió su error, que calificó de "pecado de juventud", y renunció al papel, por entender las "irritaciones" que podía desatar, "especialmente en un lugar como Bayreuth", festival aún marcado por su sumisión al nazismo bajo Adolf Hitler.

La cancelación se produjo después de que el programa cultural "Aspekte" de la ZDF emitiera imágenes de Nikitin con la cabeza rapada al estilo "skin" y una cruz gamada nazi en el tórax, actualmente desdibujada con un tatuaje posterior.

Bayreuth le había contratado "por su calidad interpretativa" y "gran presencia escénica", explicaron fuentes del festival, sin apercibirse de la simbología escondida entre los múltiples e impactantes tatuajes de prácticamente todo su cuerpo.

Finalmente, el Festival de Ópera Richard Wagner abrirá este miércoles su temporada con el bajo-barítono Samuel Youn -intérprete habitual de Bayreuth, aunque nunca como protagonista- en sustitución de Nikitin.