La lluvia de goles, cuatro en total, que anotó el delantero ecuatoriano Narciso Mina en la victoria por 4-0 de Barcelona sobre Macará en la última jornada del torneo local hacen soñar a los barcelonistas con el título de este año en Ecuador.

Mina asegura que sus actuaciones y goles se los debe a Dios, mientras los porteros lo consideran "un diablo" que los aterroriza con sus anotaciones constantes.

La última "víctima", el sábado pasado, resultó Cristian Mora, el portero mundialista con Ecuador en Alemania en 2006, pues su trayectoria y experiencia no fueron suficientes para detener la efectividad de Mina.

Le bastó un partido para anotar cuatro y arrebatarle el liderato en goles al argentino-ecuatoriano Claudio Bieler, de Liga de Quito, que se quedó con 16 anotaciones, dos menos que "El Narciso del gol", como también le llaman a Mina en Ecuador.

Es oportuno, rápido, no da tregua, sabe que su virtud es hacer goles, tampoco se considera el brasileño Romario, por más que en el año 2009 el entrenador español Benito Floro aseveró que el guayaquileño Barcelona con Mina también tenía a su Romario.

El goleador, de 30 años, nació en la provincia ecuatoriana de Esmeraldas.

Futbolísticamente comenzó en las Divisiones Menores de Barcelona, pero fue cedido a varios clubes locales y dos extranjeros: el Atlético Huracán argentino y el FC Chernomorets Odessa ucraniano.

Arrancó como goleador en el año 2008 en el ecuatoriano Manta, con el que quedó campeón de la Segunda División y máximo anotador de ese torneo, con 25 tantos.

Sin embargo, en los años siguientes no le fue bien, hasta que vistió el año pasado la camiseta del Independiente José Terán, con el que quedó goleador del campeonato ecuatoriano, con 28 tantos.

Esa producción lo llevó a ocupar el cuarto puesto de la tabla de goleadores del planeta, según la Federación Internacional de Estadística Historia y Fútbol (IFFHS, por sus siglas en inglés), una lista que lideró Aleksandrs Cekulajevs, del Trans Narva letón, con 46 goles.

Antes de iniciar la actual temporada en Ecuador, se prometió a sí mismo alcanzar este año el primer lugar de los goleadores del mundo, aun faltan veinte jornadas en Ecuador, por lo que tiene tiempo para hacerlo realidad.