El Comité de la Iniciativa de Paz de la Liga Árabe aceptó anoche en Doha la proposición de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) de formar una comisión internacional para investigar la muerte del histórico líder palestino Yaser Arafat.

El responsable de las negociaciones en la ANP, Saeb Erekat, aseguró que el comité encargó al secretario general de la Liga árabe, Nabil al Arabi, el seguimiento de ese asunto en colaboración con la parte palestina y la preparación de un informe penal, médico, político y judicial sobre las circunstancias del fallecimiento de Arafat.

"Estamos formando un comité de internacional de investigación y queremos que sea un comité que tenga una alta credibilidad", agregó Erekat.

El Comité de la Iniciativa de Paz Árabe se reunió a petición del presidente de la ANP, Mahmud Abás, para debatir también la situación de seguridad palestina y los últimos ataques israelíes.

En un comunicado, el grupo señaló la importancia de la creación de un comité "independiente y neutro" en el marco de la ONU para investigar la muerte de Arafat.

El pasado 4 de julio, el canal catarí Al Yazira emitió un reportaje sobre los resultados de una investigación sobre el fallecimiento de Arafat, que concluía que pudo morir envenenado con polonio 210, una sustancia altamente radiactiva encontrada en sus objetos personales.

Tras una investigación de nueve meses realizada en el Instituto de Radiofísica del Hospital Universitario de Lausana (Suiza), los análisis efectuados a la ropa, el cepillo de dientes e incluso a la emblemática "kufiya" (pañuelo palestino) de Arafat demostraban que contenían niveles anormales de polonio.

Israel tachó de "ridículas" las alegaciones de que Arafat murió envenenado y acusó a Al Yazira de promover una campaña contra el estado israelí.

La ANP se ha mostrado dispuesta a exhumar los restos de Arafat, enterrados en la Mukata de Ramala, en Cisjordania, y ha invitado a expertos suizos a tomar muestras del cadáver.