La investigación de la Policía británica sobre supuestos pagos ilegales efectuados por medios periodísticos a policías, abierta a raíz del caso de las escuchas del "News of the World", se ha ampliado al grupo Mirror, según la subcomisaria Sue Akers.

Akers prestó hoy declaración ante la comisión Leveson, encargada de evaluar la conducta de la prensa y de las fuerzas del orden tras el escándalo de las escuchas ilegales a ricos y famosos, que llevó al cierre del dominical "News of the World", del grupo de Rupert Murdoch.

Con el rango de subcomisaria adjunta de Scotland Yard, Akers está a cargo de la investigación policial sobre la presunta actividad de pagos ilegales y que lleva el nombre de "Operación Elveden".

En su declaración, Akers dijo que la pesquisa se ha extendido más allá del grupo periodístico News International (NI), del magnate de la prensa Rupert Murdoch, para incluir a otros diarios.

La subcomisaria citó casos concretos aunque sin facilitar identidades, como es el de un agente penitenciario, ya retirado, que aceptó supuestamente pagos de los grupos News International, Trinity Mirror y Express Newspapers, por valor de 35.000 libras (unos 42.000 euros) entre abril de 2010 y junio de 2011.

"Una investigación más extensa nos ha permitido identificar artículos del 'Daily Mirror', el 'Sunday Mirror' (del Trinity Mirror), el 'Daily Star' y el 'Star on Dunday' (del Express Newspapers) que son sospechosos de estar vinculados a esos pagos", indicó.

Akers dijo que la pesquisa también está concentrada en otro agente penitenciario de una prisión distinta a la anterior, que recibió supuestamente más de 14.000 libras (unos 16.800 euros) de Trinity Mirror entre febrero de 2006 y enero de 2012.

"Una investigación nos ha permitido identificar artículos en el 'Daily Mirror' durante el periodo relevante (entre 2006 y 2012) que son sospechosos de estar relacionados con los pagos", dijo.

También informó de que se ha solicitado a estos grupos que colaboren con las fuerzas del orden, algo que ha sido aceptado.

"La reacción inicial de los dos periódicos (por los grupos Trinity Mirror y Express Newspapers) ha sido positiva", afirmó Akers, y agregó que "la intención de la policía ha sido siempre ir hacia donde las pruebas nos lleven".

A raíz del escándalo de las escuchas, la policía británica lleva a cabo una investigación que tiene el nombre de "Operación Weeting", por la que decenas de exempleados del "News of the World" han sido detenidos, así como varios del tabloide sensacionalista "The Sun".

Al margen de esta pesquisa sobre las escuchas, la policía de Londres investiga el caso de los presuntos sobornos de periodistas a la policía a fin de obtener noticias exclusivas y que lleva el nombre de "Operación Elveden".

El caso de los pinchazos provocó un escándalo que llevó a Rupert Murdoch a decidir el año pasado el cierre del "News of the World".