La Comisión Europea (CE) anunció hoy la apertura de dos consultas públicas sobre internet destinadas a defender la "neutralidad" de la red, ampliar la libertad de elección de los consumidores sobre operadores y mejorar la respuesta de la UE ante "ciberataques".

En primer lugar, la Comisión invita a las partes interesadas a enviar sus opiniones sobre la transparencia de los operadores de internet, las modalidades ofrecidas a los consumidores para cambiar de compañía o aspectos relacionados con la gestión del tráfico de datos, según explicó en un comunicado.

La consulta tiene como objetivo lograr "un internet más neutro y abierto", y responde al "debate" público que ha tenido lugar en la UE durante los últimos años, señaló el Ejecutivo comunitario.

La Comisión pide la opinión de los prestatarios de servicios de internet fija y móvil, de los proveedores de contenidos y aplicaciones en red, fabricantes de equipamiento, inversores, asociaciones de consumidores y autoridades públicas.

Actualmente, los consumidores "no disponen de verdadera capacidad de elección entre ofertas de internet", afirmó la comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes, quien señaló que la consulta servirá para elaborar condiciones que "ampliarán" dicha elección y "pondrán fin a las tergiversaciones sobre la neutralidad de internet".

La Comisión prevé presentar un conjunto de orientaciones en 2013.

La segunda consulta, destinada a los mismos actores, pretende recabar opiniones sobre cómo mejorar la respuesta ante ataques informáticos que puedan dañar el tráfico y la protección de datos en red.

A partir de estas aportaciones, la CE elaborará una propuesta legislativa sobre "seguridad de las redes y de la información" que presentará próximamente, así como un informe de evaluación de los riesgos.

En 2011, los ataques a páginas web crecieron un 36% en la UE, lo que mantuvo la tendencia al alza de los últimos años, según datos de la Comisión.