La deslumbrante alfombra rosa de los Teen Choice Awards estuvo llena de jóvenes estrellas de la moda que no tuvieron miedo de romper las reglas con estilos coloridos.

La maestra de ceremonia Demi Lovato llegó con una cola de caballo alta y un revelador minivestido amarillo y plata con lentejuelas, acompañado de largas plumas.

"Me gustó porque estoy con un ánimo muy, muy alegre y quería sorprender a la gente", dijo una sonriente Lovato el domingo. "Además la conductora debe llevar puesto algo especial. ¡Son los Teen Choice Awards!".

La sensación pop Carly Rae Jepsen usó una chaqueta beige con una minifalda verde oscuro con estampado de palmas que acompañó con una bolsa de mano negra y unos enormes zapatos de plataforma negros. "Me pareció que iba bien con los Teen Choice. Con las tablas de surf, ¿por qué no?", dijo haciendo referencia a la forma de los trofeos que se entregan en la ceremonia.

Zoë Saldaña optó por un conjunto de camiseta corta y falda abombada de Jonathan Saunders, y Zooey Deschanel por un alegre vestido de coctel azul cobalto de Monique Lhuillier.

Las menores de las hermanas Kardashian, Kendal y Kylie Jenner, lucieron vestidos oscuros.

"Queríamos ser diferentes", dijo Kendall Jenner.

"Yo elegí este vestido porque realmente me gustó y para combinar conmigo ella eligió otro oscuro", agregó Kylie.

Miranda Cosgrove de "iCarly" lució un vestido plateado con lentejuelas que acompañó con joyas discretas, mientras que Victoria Justice usó un vestido largo con estampado animal y un cinturón negro con cuentas, el cabello lacio y unos tacones color beige.

La amante de la moda de "Vampire Diaries", Nina Dobrev, llevó un vestido sin tirantes azul metálico de J. Mendel, sandalias de tacón dorados y el pelo recogido en una trenza, al estilo griego.

"Los Teen Choice Awards se tratan de divertirse y ser joven", dijo. "Creo que es simplemente jugar y sentirse liberado".