El Gobierno de Guatemala decretó hoy una "alerta nacional" por un brote de dengue hemorrágico que afecta las zonas del centro y suroeste del país, el cual ha causado en la última semana el fallecimiento de al menos cuatro personas.

El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, dijo a los periodistas que la "alerta nacional" tiene como objetivo prevenir la ampliación de la influencia del brote por medio de campañas de limpieza e información.

Las cuatro personas fallecidas, precisó el gobernante, fueron reportadas en departamentos del suroeste del país, en donde debido a las condiciones climáticas y el incremento de las lluvias ha provocado la reproducción de los mosquitos que transmiten la enfermedad.

Según cifras del ministerio guatemalteco de Salud, a nivel nacional se han reportado 1.186 casos sospechosos de dengue, de los cuales se han confirmado 256 del tipo clásico y 26 de tipo hemorrágico.