El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, sufría en los primeros compases de la sesión de hoy un fuerte descenso del 1,81 % afectado por las dudas que despierta la capacidad de España para financiarse en el mercado y para cumplir sus objetivos de reducción del déficit.

Tras registrar el viernes la mayor caída desde mayo de 2010, de más del 5,8 %, el selectivo español perdía a las 09.09 hora local (07.09 GMT) 113,10 puntos y se situaba en 6.133 unidades, en tanto que el Índice General de la Bolsa de Madrid retrocedía el 1,60 %.

El IBEX acumula ya un descenso del 28,41 % desde comienzos de año.

La situación de España centrará hoy de nuevo la atención de los inversores, después de que tres regiones autónomas -Cataluña, Murcia y Castilla La Mancha- hayan reconocido que están estudiando las condiciones del fondo de liquidez diseñado por el Gobierno para las comunidades autónomas, al que hasta el momento solo ha pedido oficialmente ayuda Valencia.

Ello pone en entredicho la capacidad del país para hacer frente a sus compromisos de reducción del déficit, unas dudas que afectaban al mercado secundario de deuda soberana y a la capacidad de financiación del país.

La prima de riesgo de España, que muestra el sobrecoste que exigen los inversores por la compra de deuda soberana española frente a la alemana, alcanzaba poco después de la apertura de hoy un récord de 635 puntos y la rentabilidad del bono a diez años subía por primera vez al 7,499 %.

Los expertos coinciden en señalar que, sin el apoyo del Banco Central Europeo (BCE) en forma de compras de deuda soberana española y de otros países de la zona del euro, España no tiene posibilidades de superar esta situación.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, explicará hoy ante una Comisión del Congreso de los Diputados (Cámara Baja del Parlamento español) el acuerdo para la ayuda europea a España a fin de sanear la banca, un día antes de viajar a Alemania para hacer lo mismo con su homólogo alemán.

Además, esta semana una emisión de deuda, la última de julio, los datos trimestrales del paro y los resultados de los principales bancos y otros grandes nombres del Ibex marcarán la semana.

Todos los valores del IBEX se negociaban con descensos, que oscilaban entre el 9,06 % de Bankia y el 0,39 % de Red Eléctrica.

Entre los bancos, Bankinter perdía el 6,07 %, el Popular, el 3,88 %, Santander el 2,46 %, BBVA, el 2,08 %, Caixabank, el 1,71 %, y Sabadell, el 2,15 %.

Por lo que respecta a los grandes valores del mercado, Telefónica cedía el 1,85 %, Iberdrola, el 1,38 %, Repsol, el 1,55 %, Endesa, el 0,99 %, e Inditex, el 0,69 %.

Otro de los valores destacados en la sesión era Sacyr, que se dejaba el 6,08 % cuando comienzan a cotizar 21,1 millones de nuevos títulos procedentes de una ampliación de capital.

El euro cotizaba hoy a la baja en el mercado de divisas de Fráncfort y se cambiaba a 1,2099 dólares, en tanto que el barril de crudo Brent para entrega en septiembre comenzaba la sesión en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) a 105,32 dólares, 1,51 menos que al cierre del viernes.