Egipto relajó las restricciones de viaje impuestas hace largo tiempo a los palestinos, particularmente para la gente de la Franja de Gaza, dijeron el lunes funcionarios egipcios y palestinos.

La acción sin precedentes causó confusión entre las agencias policiales egipcias y al parecer ha generado cierta resistencia. Algunos funcionarios en el aeropuerto se rehusaron a aplicar las medidas, dijo un funcionario del aeropuerto, en un indicio de cómo las fuerzas de seguridad perciben a los palestinos como una amenaza potencial.

Incluso mientras que algunos funcionarios inicialmente negaron que se relajara ninguna medida, siete funcionarios del aeropuerto dijeron que se le permitió la entrada a siete personas de la Franja de Gaza a Egipto al anochecer del lunes sin las restricciones normales.

Los cambios parecen ser un gesto para los palestinos luego de las reuniones separadas de la semana pasada, que sostuvo el recién electo presidente egipcio Mohamed Morsi, de la Hermandad Musulmana, y el líder palestino Mahmud Abbas y el líder de Hamas, Jaled Mashal, cuyos grupos controlan la Franja de Gaza.

Las poderosas agencias de seguridad egipcias han monopolizado durante años las políticas relacionadas con los palestinos.

Las fuerzas de seguridad han trabajado generalmente en cercanía con Israel y han tomado una línea dura por temor a Hamas y a que se extienda el extremismo, pero se vieron sacudidas desde la deposición de Hosni Mubarak el año pasado, y ahora particularmente con la elección de un islamista como su sucesor.

La reacción inicial de algunos funcionarios egipcios podría reflejar el temor de que el presidente se mueva hacia sus usuales esferas de poder.