El gobierno del movimiento islamista Hamás anunció hoy que Egipto facilitará la entrada y salida a los palestinos en su territorio y en la franja de Gaza, lo que aliviará el bloqueo y mejorará la comunicación entre Gaza y Cisjordania.

Bajo las nuevas normas aprobadas por las autoridades egipcias los palestinos no necesitarán visados para entrar en el país y los varones menores de 40 años ya no tendrán que ser escoltados cuando viajen desde el aeropuerto a la frontera con Gaza, informó el director de fronteras de Hamás, Maher Abu Sabha.

El Cairo también ha reducido el número de residentes de Gaza incluidos en la lista negra a los que no se les permitía entrar en territorio egipcio y se ha comprometido a permitir a los palestinos sin carné de identidad que entren y salgan de Gaza sin necesidad de permisos especiales.

"Este es un paso en la dirección correcta para lograr las esperanzas del pueblo palestino", declaró Abu Sabha a los periodistas.

También señaló que los palestinos quieren que el cruce de Rafah, en el sur de Gaza y puerta de entrada desde el territorio a la península egipcia del Sinaí, permanezca abierto 24 horas al día.

Las nuevas medidas se anuncian días después de que el nuevo presidente egipcio, Mohamed Morsi, recibiera en El Cairo a una delegación de Hamás encabezada por el jefe del movimiento en el exilio, Jaled Meshal.

El régimen egipcio de Hosni Mubarak cerró el cruce de Rafah tras la imposición israelí de un bloqueo al enclave palestino, después de que Hamás tomase por la fuerza el poder y expulsase a las fuerzas leales al presidente Mahmud Abás en junio de 2007.

Desde entonces el cruce se abría puntualmente y se permitía cruzar solo a delegaciones oficiales o casos humanitarios, aunque en el último año los criterios se flexibilizaron y se aumentaron las horas de apertura.