La ciencia tiene ahora las herramientas para reducir la propagación del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) incluso sin una vacuna, y Estados Unidos donará 150 millones de dólares adicionales para ayudar a los países pobres a utilizarlas, dijo el lunes el gobierno del presidente Barack Obama en la conferencia mundial más grande sobre el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida).

"Queremos acabar con el sida", declaró el principal investigador estadounidense del VIH, el doctor Anthony Fauci, del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas.

Cuánto tomará la tarea depende de qué tan rápido pueda el mundo adoptar esas herramientas, dijo el especialista, incluyendo hacer que más de las millones de personas que no son tratadas reciban los vitales fármacos que, además, evitan que infecten a otros.

"Sin realizar promesas, sin fechas, pero sabemos que puede suceder", declaró Fauci en la Conferencia Internacional sobre Sida.

Aproximadamente 34,2 millones de personas a escala mundial viven con el VIH, y 2,5 millones fueron infectadas el año pasado.

La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton dijo que la meta es una generación sin sida. Eso significaría que ningún bebé naciera infectado, que la gente joven tuviera un riesgo mucho menor de ser infectada que el actual y que la gente que ya porta el VIH recibiera medicamentos para que no desarrollen sida o propaguen el virus.

"Estoy hoy aquí para dejar absolutamente claro que Estados Unidos está comprometido y seguirá comprometido en lograr una generación libre de sida", dijo Clinton a más de 20.000 personas, entre científicos, enfermos de sida y funcionarios de gobierno responsables de elaboración de políticas de salud, que asistieron a la conferencia.

Pero se requerirá un uso inteligente para enfocar la aplicación de herramientas de prevención donde puedan tener un efecto más grande, incluyendo a las poblaciones en mayor riesgo que son particularmente difíciles de alcanzar debido a estigma.

"Si queremos salvar más vidas, necesitamos ir a donde está el virus", agregó Clinton

___

El periodista de la AP Joshua Lederman contribuyó a este despacho.