EEUU - El antesalista venezolano Miguel Cabrera pegó dos jonrones, alcanzó la marca de 300 vuelacercas de por vida y llevó a los Tigres de Detroit a conseguir una victoria por 6-4 sobre los Medias Blancas de Chicago.

Cabrera (23) inició su castigo en el primer episodio sin corredores en los senderos en respuesta a los lanzamientos del abrudor Philip Humber, cuando éste no lograba el primer out de la entrada.

El venezolano descifró nuevamente el descontrol y la serpentina de Humber en el tercer episodio, y volvió a desaparecer la pelota del campo, nuevamente solitario, después de que el lanzador había sacado el primer out, y ayudó a que los Tigres consiguieran "barrida" en la serie de tres.

Cabrera se convirtió en el segundo jugador venezolano en alcanzar en las Grandes Ligas la cifra de al menos 300 vuelacercas, después de que Andrés Galarraga acumuló 399.

En la lomita el triunfo se lo acreditó el abridor Jacob Turner (1-1) en cinco entradas y un tercio, permitió siete imparables, un jonrón, tres carreras y ponchó a tres.

El cerrador dominicano Joaquín Benoit (2) se apuntó el salvamento en un episodio.

Por los Medias Blancas, el guardabosques puertorriqueño Alex Ríos (14) botó la pelota del campo en el sexto episodio.

Ríos castigó a Turner sacando la pelota del campo con un corredor en el camino.

La derrota la cargó Humber (4-5) en tres entradas, permitió siete imparables, cuatro jonrones, seis carreras y regaló un pasaporte.