Al menos 15 personas murieron y otras 79 resultaron heridas en distintos atentados con coches bomba y explosivos perpetrados hoy en Bagdad y otras localidades iraquíes, informaron a Efe fuentes policiales.

Un coche bomba y dos artefactos explosivos que estallaron en las localidades de Al Fares y Al Hamdiyat, a unos 30 kilómetros al norte de la capital iraquí, mataron a siete personas e hirieron a otras 28, además de causar daños materiales.

Además, tres civiles murieron y otros 31 resultaron heridos por la explosión de otro coche bomba en la zona de Al Huseiniya, ubicada en el noreste de Bagdad, que sufrió también cuantiosos daños materiales en vehículos y edificios cercanos.

Por otra parte, al menos cinco personas fallecieron y otras 20 resultaron heridas en diversos ataques cometidos en la ciudad petrolera de Kirkuk, 250 kilómetros al norte de Bagdad.

Entre estos actos violentos figuran las explosiones de un coche bomba cerca de una estación de gasolina en la ciudad, de dos vehículos en las inmediaciones de un centro de la policía y de un artefacto junto a la sede local del Ministerio iraquí de Educación.

Además, estallaron otro coche bomba cerca de un mercado de alfombras en el norte de Kirkuk y un artefacto explosivo en la calle de Al Quds, en el centro de la ciudad.

Los atentados cometidos ayer en varias ciudades iraquíes, dos de ellos contra mercados del sur de Bagdad, causaron la muerte de al menos 30 personas y heridas a otras 120, según las últimas cifras facilitadas hoy por fuentes policiales.

Irak vive un repunte de la violencia con frecuentes ataques dirigidos contra objetivos chiíes y fuerzas de seguridad que se han intensificado desde la retirada, en diciembre pasado, de las tropas estadounidenses y la emisión de una orden de arresto contra el vicepresidente suní, Tareq al Hashemi.