La combinación del excelente trabajo que realizó en el montículo el abridor Josh Johnson y el bateo oportuno del jardinero dominicano Emilio Bonifacio permitió a los Marlins de Miami ganar por 2-1 a los Bravos de Atlanta en el duelo de equipos de la División Este de la Liga Nacional.

Johnson (6-7) retiró a los primeros 14 bateadores que se enfrentó antes que el receptor Brian McCann le conectase sencillo en la parte alta del quinto episodio por el jardín derecho.

El abridor estelar de los Marlins completó seis entradas y no quiso tomar mayores riesgos al sufrir un pequeña irritación en el dedo mediano de la mano derecha de lanzar y se retiró del montículo al concluir el sexto episodio, aunque se espera que pueda abrir sin problemas en la próxima salida al montículo que le corresponda.

Johnson decidió sólo un hit, no dio bases por bolas, abanicó a nueve bateadores rivales y realizó 87 lanzamientos, 53 fueron colocados en la zona del "strike".

La labor de Johnson fue completada por cuatro relevistas, incluido el venezolano Edward Mujica, que sacó un "out", mientras que

Steve Cishek trabajó el noveno episodio y logró el tercer salvamento en seis oportunidades, aunque cedió dos imparables en la novena entrada.

Bonifacio pegó su primer jonrón de la temporada, un bambinazo solitario contra el abridor Mike Minor en la parte baja del segundo episodio, y lo dejó con la derrota.

Minor (5-7) trabajó siete entradas y cedió seis imparables con dos carreras limpias, no dio bases por bolas y retiró a cuatro rivales por la vía del ponche.

El triunfo de los Marlins llegó horas después que hubiese cerrado el traspaso de los venezolanos Omar Infante y Aníbal Sánchez a los Tigres de Detroit a cambio de los prospectos Jacob Turner, Rob Brantly y Brian Flynn.

A pesar de gastar mucho dinero durante el descanso invernal, los Marlins tienen marca perdedora de 45-51 en lo que va de temporada y este cambio podría ser el primero de varios de los Marlins, que parecen haberse dado por vencidos para el 2012 y trabajan ya de cara al 2013.

Infante, de 30 años, encaja en la segunda base de Detroit. El jugador de cuadro, que ya ha pertenecido a los Tigres en el pasado, tiene .287 de promedio de bateo y .754 de llegar a base y slugging.

Sánchez no ha tenido su mejor temporada y desde el montículo ha logrado marca de 5-7 y efectividad de 3.94 en 121 episodios que ha trabajado desde el montículo este temporada.

El abridor derecho de 28 años será agente libre después que concluya la competición del 2012.

Turner, de 21 años de edad, era el mejor prospecto de Detroit y el número 10 en sentido general en la clasificación de las Grandes Ligas.

Brantly, de 23 años, es receptor a nivel de Triple-A que participó en el Juego de las Futuras Estrellas del 2012.

Flynn, de 22, llevaba 8-4 con efectividad de 3.71 en 18 aperturas con Clase-A Lakeland y perdió su única salida a nivel de Doble-A este año en el sistema de Detroit.