Unidad Nacional (UNA), sector político integrado en el opositor Partido Nacional de Uruguay y liderado por el expresidente Luis Alberto Lacalle (1990-1995), alertó contra el "régimen totalitario" del oficialista Frente Amplio (FA) y su deseo de obtener "el poder total", informa hoy la prensa local.

El sector, el más conservador en el seno del tradicional partido "Blanco", se expresó así en un comunicado que envió tras culminar su congreso extraordinario, en el que precisamente Lacalle, que compitió contra el actual mandatario del país, José Mujica, del FA, en las elecciones de 2009, confirmó que no se presentará más como candidato presidencia.

En un tono inusitado por su dureza, la UNA indicó que su misión para los próximos años será "alejar a los uruguayos del peligro creciente de ser presas de un régimen totalitario del Frente Amplio, que solo concibe el ejercicio del gobierno de un modo autoritario, en que la única visión correcta de la realidad es la propia".

"Las alarmantes y reiteradas afirmaciones acerca del deseo de obtención del poder total -con dependencia del Poder Judicial y de las Fuerzas Armadas al Frente Amplio- propias de la concepción de gobierno de partido único, hacen cada vez más nítida esa visión absolutista de las cosas y necesario el triunfo del Partido Nacional, para restablecer la Libertad, la República y la Democracia en nuestra Patria", apuntó el documento.

La UNA también denunció las "continuas amenazas" que el Frente Amplio y el Gobierno de Mujica hacen "contra la prensa libre" y su rechazo a aceptar "cualquier crítica legítima y control de la gestión del gobierno".

En cuanto a la política exterior del Ejecutivo, la UNA lamentó el apoyo que Uruguay dio a la exclusión de Paraguay del Mercosur.

En ese sentido, afirmó que con ese respaldo "la mejor tradición de la política exterior uruguaya, basada en los principios de respeto a la soberanía y no intervención en los asuntos internos de ningún país, fue destruida sometiéndose a los designios de Argentina y Brasil para atacar arteramente al querido pueblo del Paraguay".

Además, el acceso al Mercosur de Venezuela que apoyó Mujica sirvió solo para "pisotear" el derecho internacional y demostrar que el bloque comercial se basa solo "en la identidad ideológica" en la que la voluntad del presidente vale más "que el derecho", puntualizó.