La policía de la sureña provincia argentina de Santa Cruz resolvió hoy poner fin a la huelga que por veinte días llevaron adelante en reclamo de mejoras salariales, informaron portavoces de los efectivos que mantenían la medida de fuerza.

La huelga llegó a su fin luego de que los policías aceptaran una nueva propuesta de aumento salarial realizada por el Gobierno de Santa Cruz.

"Se ha resuelto el conflicto, costó pero se ha resuelto y ahora se va a plasmar en un acta de acuerdo", dijo el portavoz de los huelguistas, Mario Monsalvo, en declaraciones publicadas por el portal de Internet del diario Tiempo Sur, de Santa Cruz.

Con el acuerdo, el salario mínimo de los agentes pasará de 5.500 pesos (1.094 dólares) a 7.000 pesos (1.531 dólares).

Debido a los crecientes delitos registrados desde el inicio de la huelga, el Gobierno de Cristina Fernández había resuelto el envío de fuerzas federales a Santa Cruz, la provincia menos poblada del país y tierra natal del fallecido expresidente argentino Néstor Kirchner.