Un alto funcionario militar israelí dijo que Siria sigue en control de su arsenal de armas químicas, en momentos en que Israel considera un posible ataque para impedir que esas armas y mililes sirios caigan en manos de extremistas.

El funcionario del ministerio de Defensa Amos Gilad dijo el domingo que Israel teme que el considerable arsenal de armas químicas de Siria caiga en manos de extremistas libaneses, milicianos vinculados con al-Qaida u otros "elementos irresponsables" que operan en Siria.

Gilad le dijo a la Radio del Ejército que "en estos momentos, ellos (los sirios) están protegiendo esos arsenales lo mejor que pueden".

Pero el fin de semana, el ministro de defensa Ehud Barak dijo en una entrevista televisiva: "le he ordenado a las fuerzas armadas que se preparen para una situación en la que tendremos que considerar la posibilidad de lanzar un ataque" contra los arsenales sirios.